<

p class=”rtejustify”>

El presidente del club Aurora, Jaime Cornejo, oficializó hoy a Miguel Ángel Zahzú como director técnico rumbo al torneo Apertura 2018. 

“Se ha dado todo para que el profesor Miguel Ángel Zahzú sea nuestro director técnico. Ya lo puedo decir oficialmente hoy, es nuestro nuevo DT él está organizando todo para presentar su equipo técnico en Cochabamba el 5 de noviembre”, aseveró el dirigente del Equipo del Pueblo. 

Cornejo apuntó que ayer el profe Zahzú firmó su contrato por un año vía fax.

“Una de las opciones válidas y creíbles para mí y para el Aurora es el profesor Miguel Ángel Zázhu, que tiene una identificación muy íntima, primero con mi familia, luego con el Aurora y creemos que vamos a hacer un trabajo conjunto, que nos va a permitir lograr, buenos resultados en nuestra primera participación en la Liga”, explicó Cornejo.

En cuanto al profesor Roberto Pérez, quien dirigió al equipo en la Copa Simón Bolívar y con la que ganaron el ascenso tras tres años de ausencia, Cornejo se limitó a señalar que se optó por cambiar de DT para empezar la preparación con anticipación.

“En este caso hemos optado por varias razones. En este momento, el profesor Roberto Pérez sigue dirigiendo un equipo (Universitario de Vinto), no puede dedicarse de lleno a lo que nosotros queremos. Queremos empezar con anticipación”, indicó el dirigente y aseguró que tiene mantiene una “buena relación” con el extécnico.

En tanto los jugadores, el dirigente señaló que Zazhú está viendo el tema hace dos semanas para realizar los requerimientos.  

Cornejo señaló que algunos de los jugadores tienen asegurado su continuidad como Charles Da Silva, Javier León, Luis Barbosa, José Reyes, quienes tiene un precontrato con la Celeste.

“Cuando él (Zazhú) esté, el 5 de noviembre vamos a dar una lista de jugadores, que vamos a tomar en cuenta para estar en actividad”, apuntó el máximo representante de Aurora y adelantó que se tiene en mente a un arquero extranjero, aunque no reveló la identidad del jugador.

Escucha el audio, aquí:

 

Tras el ascenso, el equipo Celeste entró en una etapa de inactividad debido a que no podían jugar en el fútbol prefesional hasta el 2018, por lo que no perciben ingresos y complicó la situación de su planilla, que buscó trabajo en otras instituciones con la ilusión que el cuadro que ganó la Copa Simón Bolívar tendría prioridad en el torneo nacional.

 

Fuente: La Prensa

Deja un comentario