Las autoridades municipales de Cochabamba rindieron homenaje ayer a los beneméritos de la guerrilla de Ñancahuazú.

En Cochabamba viven alrededor de 90 personas que lucharon contra Ernesto Che Guevara en la guerrilla de Ñancahuazú en 1967. Este sector, que siente olvido por parte de las autoridades del Gobierno, tiene una visión distinta a los gobernantes de turno en torno a la llegada del guerrillero a Bolivia.

En contraposición a los actos de conmemoración celebrados en Vallegrande (Santa Cruz), a la cabeza del presidente Evo Morales, el alcalde José María Leyes resaltó que se debe homenajear a los bolivianos que defendieron la patria y la soberanía. Aquí le rendimos honor a nuestros soldados.

Durante el desarrollo de la guerrilla, alrededor de 2.300 bolivianos fueron llevados a la zona, entre ellos jóvenes de 17 a 18 años. Luego de la primera emboscada, registrada el 23 de marzo, el Congreso Nacional ordenó a movilizar militares.

En la actualidad, todavía esperan que el Gobierno les reconozca derechos. Hasta ahora solo lograron el reconocimiento como beneméritos.

Fuente: Opinion

Deja un comentario