Un plato de chorizo criollo puede convertirse para un turista en un manjar para su paladar. Pero si este le genera alguna molestia estomacal, el mal referente también se podría difundir. Es por eso que pese a tener una sabrosa y variada gastronomía Cochabamba todavía debe trabajar en mejorar la calidad de sus platos para mostrarlos a nivel internacional, indicó el secretario de Planificación de la Gobernación, Filemón Iriarte

Ayer esa instancia recibió del Banco Interamericano de Desarrollo, (BID) un documento con cinco ejes temáticos que desarrollan una estrategia para convertir al departamento en un referente gastronómico no solamente nacional, sino también internacional.

Entre los ejes están: recuperar la comida que tenemos en distintos lugares del departamento, otorgar certificados de inocuidad y calidad a los restaurantes e incluso a los mismos productos, articular a los sectores productores de alimentos con los que elaboran los platos, es decir agricultores con chefs y propietarios de restaurantes, dar una mejor capacitación a los cocineros y promocionar toda la actividad en torno a la gastronomía.

La especialista del BID, Claudia Suasnavar, manifestó que uno de los puntos más importantes es ofrecer productos de calidad y para eso se tienen que dar certificaciones que lo respalden y sean reconocidas a nivel local, nacional e internacional para garantizar la inocuidad, manipulación e higiene de los alimentos. Puso como ejemplo el impulsar la certificación ISO 9001 en los restaurantes

Para Escobar uno de los puntos más importantes es articular a los productores de alimentos con los restaurantes.

Cochabamba es conocida como una gran despensa que inclusive provisiona de alimentos a todo el país, por lo que manifestó que ya se realizaron las primeras reuniones para acercar a ambos sectores

El objetivo es potenciar el sector para generar ingresos y que tenga buena reputación para impulsar la industria del turismo, dijo el representante del BID, Alejandro Melandri.

 El presidente de la Fundación Feicobol, Aldo Vacaflores, que también participó en el diagnóstico de la situación gastronómica, mencionó que las estrategias desarrolladas tienen legitimidad porque se trabajaron con todos los sectores involucrados, es decir desde los productores de alimentos, cocineros o chefs, restaurantes y autoridades.

Señaló que la gastronomía cochabambina es reconocida, pero no en la magnitud que se quiere para atraer más turismo. Mencionó que el desarrollo de las estrategias generarán una nueva etapa en el sector para que Cochabamba sea conocida en el mundo a través de la gastronomía.

Según Escobar, las estrategias planteadas están basados en algunos pasos que implementó  Perú para desarrollar su gastronomía y posicionar al sector  a nivel Latinoamericano e incluso mundial.

En cuanto a la promoción, uno de los puntos que también se debe mejorar es la presentación de los platos para hacerlos más atractivos.

Recordó que también se debe trabajar en una marca cochabambina exclusivamente para el sector gastronómico.

Hay más de 100 platos en la Llajta 

Los 47 municipios de Cochabamba tienen platos típicos que los representan y que llegan a superar el centenar, indicó el secretario de Planificación de la Gobernación, Filemón Iriarte, tras conocer el diagnóstico gastronómico que se hizo en el departamento por dos técnicos del Banco  Interamericano de Desarrollo (BID).

Cada fin de semana hay en el departamento entre una y dos ferias dedicadas a preparaciones típicas, pero todavía no hay una sola que articule a toda la comida a nivel departamental.

Según el Gobernador Iván Canelas en cada municipio hay variaciones en los platos.

Por ejemplo, en la ciudad el chorizo criollo se sirve con mote y en Tarata con trigo y este tipo de diferenciaciones se aprecian de un municipio a otro, pero todos tienen un gusto diferente, propio del lugar.

Para conocer más sobre las preparaciones y sus variaciones la Gobernación y la Fundación Feicobol realizarán la primera versión de esta feria en el mes de noviembre.

Apuntes

Pedido

La Gobernación de Cochabamba pidió al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la ejecución de un estudio y la elaboración de estrategias para que se pueda promocionar la gastronomía en el país y el mundo

 

Estadísticas

Más de 1.1 millones de turistas ingresan a Bolivia cada año y la industria genera el 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo a los datos proporcionados por la Gobernación de Cochabamba.

La gastronomía en el país mueve el 24 por ciento de los ingresos del turista, es decir mucho más que el hospedaje y el transporte.

Cochabamba ocupa el tercer lugar en el ámbito nacional en movimiento turístico después de  Santa Cruz y La Paz.

El número de turistas que ingresan por año supera los 300 mil.

El departamento capta más turistas nacionales que extranjeros, a diferencia de lo que sucede con las dos ciudades mencionadas anteriormente que reciben a más visitantes del exterior.

La gastronomía según el diagnóstico realizado genera al menos 2.000 fuentes laborales directas en el departamento y hay aproximadamente 1.223 familias que se dedican a este rubro

En Cochabamba se realizan más de 500 ferias dedicadas a la comida en todo el año.

Entre ellas destacan la del puchero, chicharrón, salteña, silpancho y sopa de maní.

Capital

gastronómica

El 28 de diciembre de 2011, Cochabamba  fue nombrada Capital Gastronómica de Bolivia con la Ley nacional 217 por su famoso menú culinario. 

Marca

culinaria

La gastronomía es uno de los principales elementos del movimiento turístico y en torno a él se debe desarrollar una marca exclusiva que pueda promover a la gastronomía.

La Alcaldía Municipal lanzó la marca Cochabamba Sorprendente, el pasado miércoles para promocionar al municipio como destino turístico. El BID recomendó analizar si esta imagen puede ser utilizada también para la promoción del sector culinario departamental.

Fuente: Opinion

Deja un comentario