Blooming va por quebrar una mala racha de 1.308 días y 13 clásicos sin ganarle a Oriente y los albiverdes apuestan no solo por mantener esa supremacía, sino por seguir firmes en la tabla del Apertura, donde son líderes con 33 puntos a falta de cinco fechas para la finalización del torneo. El duelo más atractivo que se juega en la ciudad se disputará desde las 19:00 y ante un estadio que se anticipa repleto.

Mauricio Soria, técnico de la academia, apuesta por un equipo de mucho desborde por los costados con Miguel Hurtado y Leonel Morales y por la efectividad de Sergio Almirón, que estará bien secundado por Joselito Vaca. La academia, octava en la tabla (24), busca salvar el campeonato frenando a su rival, pero sobre todo acabando una sequía de triunfos que datan desde el 24/04/11 (triunfo por 2-1) .

Oriente, a cargo de Eduardo Villegas, mantiene la estructura de un onceno que le ha rendido bien. Ronald Raldes, Pedro Azogue (en lugar del expulsado Danny Bejarano), Thiago do Santos y Alcides Peña forman la columna vertebral de un equipo que ha sido sólido atrás en casa (apenas un gol en contra) y contundente en ofensiva, gracias sobre todo a la llegada desde atrás de sus volantes, incluido Meleán.

Blooming va con Suárez; Hurtado, Pereyra y Morales; Marrone, Gutiérrez, Torrico y Vaca; Manzano y Almirón. La idea de poblar el medio pasa por la recuperación y la salida en velocidad hacia el ataque. Será clave la buena entrega y la proyección de los laterales. En la selección ambos han rendido bien, pero en Blooming todavía están en deuda. El clásico es una buena oportunidad que se les presenta.

Los refineros, que arrancan con Arias; Áñez, Raldes, Brau y Mercado; Azogue; Dos Santos, Mojica y Meleán; Peña y Estigarribia apuestan primero a golpear a su rival y dependiendo de las circunstancias del juego, replegarse. Las bajas obligadas del lateral izquierdo Marvin Bejarano (lesión) y del volante Danny Bejarano, por expulsión, obligan a remplazos pera mantener el mismo esquema.

La organización
Como era de esperarse, un evento como este es único en Santa Cruz. Un total de 1.500 efectivos policiales se encargarán de la seguridad, los hinchas están obligados a asistir al Tahuichi con su entrada en mano y está prohibido el ingreso de bebidas alcohólicas o de hinchas con signos de haber consumido alcohol.

Pero además, ya hubo una reunión con los jefes de las dos barras de Oriente (enfrentadas desde hace meses), que están obligados a un buen comportamiento, de lo contrario la Policía actuará de inmediato bajo un plan que también ya fue organizado. Se quiere que el duelo, que paralizará la ciudad, sea una fiesta.

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario