Pese a la crisis de la Federación Boliviana de Fútbol, la Selección jugará un amistoso en septiembre.  El encuentro se disputará el sábado 5,  en la ciudad de New Yersey, Estados Unidos.
La Albiceleste tenía que jugar ese día con Honduras, que canceló el partido  por las acusaciones de corrupción que caen sobre el grupo Torneos y Competencias, empresa encargada de gestionar partidos   del combinado argentino.
Con un valor promedio de un millón de dólares de cachet para cada uno de sus amistosos, Argentina, que no contará en esta gira con Lionel Messi, bajó sus pretensiones para este duelo y cobrará 450.000 dólares por el nuevo duelo frente a los bolivianos. La falta de rivales con fecha libre y la proximidad de la doble jornada FIFA obligaron a esta decisión, según La Nación.
Bolivia y Argentina jugarán  en el Red Bull Arena de New Yersey, que tiene  una capacidad para 27.000 espectadores, una cantidad bastante inferior a la media de los escenarios que han recibido al conjunto Albiceleste en los últimos años.

Sin Leo Messi
La ausencia de Lionel Messi para esta gira estadounidense también condicionó la posibilidad de potenciar la cotización del conjunto argentino, que todavía aguarda la confirmación oficial del partido programado para el 8 de junio en el estadio texano AT&T de Arlington, frente a los mexicanos.
El máximo ente del balompié nacional   está descabezado porque su titular Carlos Chávez está detenido en la cárcel de Palmasola, pero se conoció que Chávez mantiene contacto con los dirigentes de las federaciones y asociaciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).
El titular federativo se enfrenta, según los cargos que la Fiscalía General del Estado presentó en su contra, a 10 años de cárcel, por seis delitos durante sus nueve años de gestión en la FBF.
Hoy será la audiencia de apelación
Los abogados del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, y Alberto Lozada, secretario ejecutivo del mismo ente, fueron citados a la audiencia de apelación que se desarrollará  hoy desde las 8:30 en predios del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca.
Iván Montellano, fiscal superior, en las pasadas horas informó que comenzó la etapa preparatoria de la investigación contra los dirigentes (cinco en total), además de un funcionario de la federación, por  presunta corrupción. “Se ha abierto con las imputaciones la fase preparatoria para seguir con el proceso penal, investigación que no se paralizó”, declaró el fiscal. De igual manera, informó que están a la espera de los documentos que solicitaron a otras instituciones.

Fuente: Página Siete

argentina_bolivia

Deja un comentario