AFP / La Paz

Bolivia se reserva el derecho de plantear
nuevos reclamos a Chile sobre temas pendientes como el uso no autorizado de las
aguas de sus ríos, pues su prioridad es el acceso soberano al mar, dijo este
domingo el presidente Evo Morales.

“Si por ahora estamos con el tema del
mar, yo todavía me reservo (el derecho) a no hablar del (río) Lauca o del
(manantial) Silala”, afirmó el mandatario boliviano en un acto público en
Santa Cruz (este). “Igual que con el tema del mar, tenemos tantos
argumentos, inclusive con el respaldo de las normas internacionales”,
agregó el jefe del Estado, aunque remarcó que “por ahora” la
prioridad se centra en el mar.

Morales reflotó así un asunto que formaba parte
de una agenda de 13 puntos acordada con Santiago en 2006, durante el primer
gobierno de Michelle Bachelet, y que quedó en suspenso en la gestión de
Sebastián Piñera. El Lauca es un río que nace en Chile y termina en Bolivia.

En
1962, La Paz denunció que Chile lo desvió, reduciendo el cauce que entra en
territorio boliviano, lo que motivó entonces la ruptura de relaciones
diplomáticas. Bolivia reclama además la propiedad del manantial Silala, un
acuífero que tiene origen en el departamento andino de Potosí (suroeste) y que
surte con unos 300 litros por segundo la región chilena de Atacama, donde opera
Chuquicamata, la mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo.

En 2013 Bolivia
presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya una solicitud para
que el Tribunal obligue a Chile a cumplir las ofertas para devolverle su acceso
soberano al océano Pacífico. Cuando se preparaba esa demanda, La Paz analizaba
la posibilidad de reclamar también ante dicho tribunal por el uso que hace
Chile de aguas de los Río Lauca y el manantial Silala, cosa que al final no se
concretó.

Recientemente, el presidente Morales admitió por primera vez que Bolivia
no pretende que Chile le devuelva la totalidad del territorio que perdió en
1879. “Somos muy realistas, no estamos pidiendo que nos devuelva los 400
kilómetros de costa y 120 kilómetros cuadrados que nos robaron bajo un asalto,
bajo una invasión”, había anotado el mandatario boliviano de origen
indígena.

Morales reiteró que la demanda boliviana tiene origen en los
compromisos incumplidos de Chile y minimizó las iniciativas chilenas de una
campaña internacional sobre el tema. “Si quieren movilizarse y hacer
campaña a nivel internacional sólo me pregunto cómo van a explicar: hemos
robado el mar a los bolivianos, le hemos asaltado, hemos invadido”, acotó.
Respondía así a dichos previos del canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien
había afirmado que “nadie puede obligar a Chile a ceder territorio”
para que Bolivia tenga un acceso soberano al mar.

 

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario