La Aduana Nacional de Bolivia (ANB) y el Servicio Nacional de Aduanas de Chile activaron un plan anticontrabando con innovaciones tecnológicas como la puesta en marcha del primer campamento móvil que se desmonta y arma en 72 horas.

“El inicio de operaciones en este sector responde a la alianza estratégica que tenemos con Chile, empiezan las operaciones conjuntas”, afirmó la presidenta de la ANB, Marlene Ardaya, en el campamento de Charaña, municipio que está en la frontera.

La región está a más de 220 kilómetros al oeste de la ciudad de La Paz y fue testigo del encuentro entre los expresidentes Hugo Banzer y Augusto Pinochet, en 1975, cuando firmaron una declaración para restablecer las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile.

“Ya iniciamos acciones con la Aduana de Chile para ver temas de inteligencia en los lugares donde vamos a atacar ambos”, aseguró Ardaya en entrevista con La Razón.

Charaña es un pueblo de mil personas que solo vive del ganado y los contrabandistas aprovechan estas regiones aisladas para ingresar su mercadería.

El coordinador nacional de la Unidad de Control Aduanero (UCA), Waldo Aramallo, explicó que el campamento de Charaña tiene la función de ser un centro de operaciones en el que conviven militares y técnicos de la Aduana. Tiene capacidad para 32 personas.

Construido en una superficie de una hectárea, el campamento costó Bs 2,3 millones. Su principal característica es que se puede desarmar y mover a otro lugar, de acuerdo a requerimiento.

Como está construído con módulos, el desarmado y armado se debe realizar en 72 horas. “La idea es tener capacidad de respuesta inmediata”, resaltó Aramallo.

El coordinador detalló que otra de las características es que tiene autonomía propia, porque desde el campamento se genera información que ayudará posteriormente a hacer operativos.

Cuenta con modernos equipos de comunicación, acceso al sistema central de la Aduana, cuatro cámaras de 360 grados, una sala de reuniones con monitoreo y conexión a Google Map.

“Estamos conectados de forma continua, hacen una denuncia y nos podemos mover más rápido”, sostuvo Aramallo.

La presidenta de la Aduana boliviana también resaltó que se pueda desmontar en días el campamento. “Estamos coordinando con Chile de llevar a otros puntos”, anunció.

Ardaya informó que se prevé la construcción de otros ocho centros de operaciones de intervención. El segundo campamento móvil será en Llica, en Potosí.

También se analiza las regiones de La Queca, Sabaya y Puerto Rico, en Oruro; y Yacuses, cercano a Roboré en Santa Cruz.

El gerente de la regional La Paz de la Aduana Nacional, Armando Sosa, resaltó que a un año de la creación de la UCA, de enero a septiembre de este año se ejecutaron 6.411 operativos de control e intervención al contrabando.

De ese total, 460 operativos contra camiones llenos de mercancía, lo que representa Bs 356 millones de la mercancía decomisada.

El inicio de operaciones del primer campamento móvil se da después de los impasses diplomáticos entre Bolivia y Chile por la detención de militares cuando luchaban contra el contrabando en la frontera.(10/10/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario