Representaciones de cinco países concluyen este este viernes en Cochabamba una reunión para avanzar en la concreción del megaproyecto del tren bioceánico, con miras a unir dos océanos y acortar el tiempo para llegar a los mercados del Asia. Bolivia y Perú se pusieron la meta de concluir hasta 2025 la construcción de ese emprendimiento.

El vicepresidente del Perú, Martín Viscarra, fue delegado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski para participar de la cita como una muestra de la importancia que asigna Lima a esta iniciativa que alienta Bolivia y que hasta el momento logró interesar no solo a Perú, sino también a Brasil, Paraguay y Uruguay como a países financiadores.

Ya nos hemos puesto una meta; nosotros quisiéramos, el gobierno de Bolivia, nosotros, el gobierno de Perú tener este proyecto concluido el año 2025, reveló Viscarra y admitió que es osado fijarse plazos, aunque lo consideró importante para avanzar en ese norte sumando a los interesados, en una primera etapa, y luego afinar la parte técnica y económica.

Entre el jueves y viernes, las delegaciones de los seis países trataron diferentes aspectos que hacen al inicio de obras de este emprendimiento que, según el vicepresidente peruano, captó el interés de países financiadores como Alemania y Suiza.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, explicó ayer que empresarios alemanes y suizos están interesados en realizar un estudio para analizar la viabilidad administrativa y financiera de la asociación público-privada para el proyecto de construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI). La propuesta se tratará este viernes.

El ferrocarril, según proyecciones iniciales, iniciará en Puerto Santos, Brasil; ingresará a Bolivia por Puerto Suárez, pasará por los municipios orientales de Santa Cruz, Montero y Bulo Bulo, hasta llegar al altiplano de La Paz, para salir a Perú por el hito 4 y concluir en un puerto peruano, uniendo los océanos Atlántico y Pacífico con la mirada en los mercados de Asia.

Viscarra explicó que países como Suiza tienen interés en poner su experiencia para hacer realidad el megaemprendimiento en la región.

Hemos conversado con Suiza, recuerde que en Europa un tren de características similares (al bioceánico) es el que cruza los Alpes suizos. Un tren de más de 30 kilómetros de túnel, entonces hay experiencias que quieren poner al servicio de este importante proyecto, insistió el vicepresidente en una entrevista con la red ATB.

El presidente Morales expresó ayer que confía en que Bolivia tendrá accesos a los océanos Pacífico y Atlántico para el bicentenario de su fundación, que se cumplirá en 2025.

Fuente: La Razon

Deja un comentario