NOTAS RELACIONADAS

  • Murió la leyenda de la música, David Bowie

El Mundo
/

“David
Bowie ha fallecido hoy tranquilamente, rodeado de su familia, tras una valiente
batalla de 18 meses contra el cáncer”. Así confirmaba un portavoz la
muerte de la leyenda de la música, producida a primeras horas de la mañana. La
sorpresa dejaba paso a la tristeza a
medida que sus allegados más cercanos, como su hijo Duncan Jones -alias
‘Zowie Bowie’- confirmaban la noticia: “Me apena decir que es verdad.
Estaré offline un tiempo. ¡Abrazos a todos”.

A pesar
de haber mantenido un perfil bajo durante los últimos meses (que,
probablemente, haya contribuido a que nadie se imaginase el estado del artista,
previa noticia de su muerte), Bowie nos
dejas con un último disco, el número 25, titulado Blackstar, que
salió a la venta, justamente, este último viernes, día 8 de enero, durante su
69 cumpleaños. Toda una suerte de guinda para alguien que ha pasado más de 50
años de en la profesión.

David
Bowie, también conocido como Ziggy
Stardust, Aladdin Sane, Tao Jones, Halloween Jack, John Merrick y Think White
Duke, se llamaba, en realidad, David Jones, y nació en Brixton, South
London, en 1947, en una familia bastante humilde: su padre, Heywood Jones,
trabajaba para una organización caritativa enfocada a los niños, Barnado’s,
mientras que su madre, Margaret Mary Jones, era camarera.

Sus primeros pasos

Dio sus
primeros pasos en la música en Bromley, suburbio donde creció. Aprendió a tocar
el piano a la tierna edad de 10 años, el saxofón, a los 13, y a lo largo de su
vida añadiría prácticamente cualquier tipo de instrumento a esa lista. Una vez
probado, de sobra, su talento musical, saltó de un grupo a otro durante su
adolescencia antes de lograr lanzar su carrera en solitario: los King Bees, los Manish Boys, Davey Jones and the Lower
Third… El pseudónimo ‘Bowie’ lo tomó cuando todavía estaba en riesgo
de ser confundido con alguien. Más concretamente, con el cantante de los
Monkees, otro Davy Jones.

La fama
no llamaría a su puerta hasta 1969, con la primera entrada de una de sus
canciones en las listas de éxito, Space Oddity. En los 70, en la cresta
de la ola, se ganó una reputación como
músico rompedor, siempre experimentando con nuevas formas de sorprender
a su público: pasó del mod británico al estilo kabuki japonés,
mezclándolo con el rock glam, sólo por nombrar algunos. Un personaje tan
polémico no tardó en llamar la atención de Hollywood. Su largo currículo en el
cine incluye 38 filmes, entre los que destacan éxitos tales como El hombre
que cayó a la Tierra o Dentro del Laberinto.

Todo un mito gay

Icono gay
por excelencia, se declaró gay en 1972, sólo cinco años después de que la
homosexualidad hubiera dejado de ser un crimen en su hogar, Reino Unido. Cuatro
años después, se definió como bisexual. Tomó la iniciativa de hacer pública su orientación sexualmucho antes de que lo hicieran otras estrellas de la época, como Elton John o
Freddie Mercury. En 1983, se volvió a desdecir y, en una entrevista a la
revista Rolling Stone, confesó que lo de ser bisexual se lo había
inventado para conseguir rodearse de un
mayor misterio, definiendo esta debacle como ‘el mayor error’ que había
cometido y hablando sobre cómo fue siempre “un heterosexual en el
armario”.

No por
este desmentido dejaron de surgir, sin embargo, rumores en torno a quién se
llevaba o dejaba de llevar a la cama: Elizabeth
Taylor, Bianca Jagger, Marianne Faithfull, Susan Sarandon… su supuesto
romance secreto con Mick Jagger, frontman de los Rolling Stone ha sido
avalado por varias biografías. Se casó
dos veces. La primera, con Angela Bowie, en 1970. Ella trabajaba para Mercury Records, firma discográfica que llevó
a Bowie a la fama. Con Angela es con quien tuvo a su hijo mayor, Duncan,
que actualmente trabaja como director de cine y que esta mañana confirmaba la
muerte del artista a través de Twitter. Angela y David se divorciaron en 1980.

Iman llegó a su vida

Los 90
trajeron a Iman a la vida de Bowie, donde se ha quedado hasta su muerte más de
20 años después. No era ni el primer matrimonio de él, ni el de ella, que ya
llevaba a cuestas su fallida relación
con el ex jugador de baloncesto Spencer Haywood. Mientras que, para
Bowie, fue amor a primera vista (llegó a admitir en varias entrevistas que ya les estaba poniendo nombre
a sus posibles futuros hijos la misma noche en la que se conocieron),
Iman tardó un poco en corresponderle. Se había enamorado de David Jones, no de
Bowie.

Se
casaron el 24 de abril de 1992, en una ceremonia en la que Duncan Jones, su
hijo mayor, ejerció de padrino. Con Iman tuvo otra hija, Alexandria, que ahora
tiene 15 años. Durante la última década, se había ido retirando,
progresivamente, de la primera línea del mundo del espectáculo, lo que quizás
estuvo motivado por sus problemas de salud (tuvo que cancelar su última gira en 2004 para someterse a una cirugía
coronaria de urgencia). Puede que su repentina muerte arrebate a los
seguidores del artista de la presencia de éste, pero su extenso repertorio
musical y cinematográfico y su talento como performer le asegura un
lugar de honor en la memoria del público.

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario