Brasil pretende que Venezuela regularice una deuda de USD 262 millones

< p class="epigrafe"> Foto: Archivo AFP / Brasilia El gobierno brasileo inform el martes, un da después que Venezuela fuera declarada en default selectivo, que intenta negociar con Caracas el pago de una deuda atrasada de 262 millones de dlares en créditos a la exportacin garantizados por el Estado. "Existe una cuota atrasada referente a septiembre por un valor de 262 millones de dlares (...). El Ministerio de Hacienda, en su carcter de garante de las operaciones de crédito a las exportaciones, ha accionado los canales oficiales de comunicacin con el gobierno de Venezuela para asegurar la regularizacin de las operaciones atrasadas", indic en un email la cartera econmica, en respuesta a una consulta de la AFP. El atraso de Venezuela se registr en el mbito del CCR (Convenio de Pagos de Créditos Recprocos de la Aladi), un mecanismo de compensaciones entre Bancos Centrales para facilitar el comercio regional. El CCR analiza cada cuatro meses todas las operaciones realizadas y luego cada banco central debe transferir o recibir fondos de sus pares, dependiendo de si su saldo fue deficitario o superavitario. "El Banco Central brasileo posee ttulos que deben ser honrados por el Banco Central venezolano, sin distincin de origen", seal la cartera que conduce Henrique Meirelles. El ministerio no informa el nombre de los agentes financieros involucrados, que disponen de un seguro para garantizar con fondos pblicos que cobrarn su deuda en caso de incumplimiento. Hasta el momento, no se efectiviz ninguna indemnizacin por el atraso, que fue denunciado por uno de los bancos que contrat el seguro y que condujo al gobierno brasileo a reportar el incidente ante el Club de Pars en septiembre, cuando la demora era de apenas unos das. Segn las normativas de esa organizacin dedicada a recuperar deuda pblica en dificultades, a la que el gigante sudamericano ingres el ao pasado, todos los miembros deben informar de inmediato sobre problemas para cobrar sus acreencias.
Fuente: Pagina Siete