EL CLARÍN y AGENCIAS

El tiempo de oxígeno se agota y la vida de los 44 tripulantes del extraviado submarino ARA San Juan está en riesgo.


Pese a que varios países se han plegado a la causa e iniciaron la búsqueda para dar con el submarino argentino, la incertidumbre crece a cada momento, pero las esperanzas de encontarlos con vida siguen latentes.


Tecnología de rescate


Con una fuerte expectativa y casi medio día después de lo previsto, ayer a las 13:50 (12:50 HB) zarpó la misión inédita de la Marina de los Estados Unidos que buscará al submarino ARA San Juan en las profundidades usando robots sumergibles.


Luego de las dos pistas descartadas el lunes las siete llamadas satelitales y los ruidos detectados en Península Valdés, la salida del barco noruego Skandi Patagonia abrió una nueva esperanza, que se suma a la mejora en las condiciones climáticas que permitirán un mejor rastrillaje.


La misión fue rumbo a la zona donde el ARA San Juan dejó de enviar su ubicación (en el golfo San Jorge, unos 400 kilómetros mar adentro).


Para llegar hasta la zona de rastrillaje, el Skandi Patagonia tardará alrededor de un día y medio. La ilusión de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan también viaja abordo.


El barco lleva cuatro vehículos sumergibles no tripulados (un Bluefin 12D y tres Iver 580), todos operados por el Escuadrón 1 de Vehículos Sumergibles No Tripulados de la Marina de Estados Unidos.


Los equipos (que pueden llegar hasta los 260 metros 850 pies) hacen un escaneo del fondo marino para buscar el submarino, o al menos rastros o señales de alerta que haya podido dejar a su paso.


En caso de encontrar al ARA San Juan, la misión cuenta con una cápsula para rescatar a sus 44 tripulantes. Ésta posee una capacidad de seis personas al mismo tiempo.


Además, ayer llegó hasta Mar del Plata otra cápsula para 16 personas.


 


MACRI PIDE NO ESCATIMAR RECURSOS

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se reunió ayer con la armada y les pidió utilizar todos los medios para hallar al submarino.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario