Su alta calidad y excelente aroma posicionaron por tercera ocasión consecutiva al cacao boliviano entre los mejores del mundo. El último reconocimiento fue para una muestra de grano silvestre amazónico producido por el pueblo leco en el norte paceño. 

Nuestro cacao es de buena calidad por el manejo que se le da después de la cosecha y la virtud ecológica de su producción, porque se lo cultiva en Guanay, en un territorio natural que está a orillas del parque Madidi, cuenta René Marqués, responsable de la Asociación de Productores de Cacao del Pueblo Leco de Larecaja, que produce la marca Chocoleco.

Estas cualidades fueron reconocidas con el Premio Internacional del Cacao 2017, un emprendimiento del Salón del Chocolate, el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo y Bioversity International que se realiza cada dos años con el fin de fortalecer las relaciones entre los chocolateros industriales y los pequeños artesanos.

En el evento de este año, en el que participaron 166 muestras de cacao provenientes de 40 países, se incluyó a los granos de Chocoleco entre los 18 mejores del mundo y entre los cuatro más destacados de Sudamérica, un logro que se suma a los obtenidos por otras variedades bolivianas en 2015 y 2013.

El objetivo del concurso es aumentar la conciencia y promover la educación a lo largo de la cadena de suministro de cacao sobre la oportunidad de producir un producto de alta calidad y preservar los sabores resultantes de la diversidad genética y el conocimiento de los agricultores que preparan los granos, se lee en la página web de la organización internacional.

La muestra galardonada del pueblo Leco fue obtenida a partir de árboles nativos de cacao silvestre amazónico, cultivados con sistemas productivos agroforestales y cosechados bajo prácticas tradicionales.

Nos llegó la convocatoria en febrero, así que nos presentamos al certamen con nuestro cacao cultivado con características criollas, recuerda Marqués.

El primer año que una variedad nacional obtuvo Premio Internacional del Cacao fue en 2013, cuando la cosecha de Mario Guari Cartagena, de la Asociación de Productores Agroforestales de la Región Amazónica de Bolivia (APARAB), de Riberalta (Beni), se situó entre las 15 mejores.

En el siguiente evento, 2015, se enviaron al torneo tres muestras, de las cuales dos se posicionaron entre las 17 mejores. Los galardonados en ese entonces fueron los productos de la Asociación de Productores de Carmen del Emero del Norte de La Paz y la de Ángel Tapia, afiliado a la APARAB.

El Viceministerio de Comercio Exterior e Integración y la Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao de Bolivia posibilitaron que en este 2017 seis muestras de cacao boliviano participen en el concurso.

La Asociación de Productores de Cacao del Pueblo Leco de Larecaja, que agrupa a 35 familias de esa comunidad indígena, vende el 90% de su producción a la empresa Chocolates Para Ti, de Sucre, a un precio cercano a los Bs 1.500 el quintal. El resto lo utilizan para consumo interno y para la elaboración de chocolates artesanales.

La agrupación produce el año cerca de una tonelada y media y prevén alcanzar las tres toneladas y media el próximo año.

El Centro de Investigación y Promoción del Campesinado destacó que la participación del cacao boliviano en eventos internacionales es muy importante porque permite mostrar en el ámbito mundial la calidad y los esfuerzos que se han alcanzado en el manejo de este producto.

Fuente: La Razon

Deja un comentario