Con dureza respondió el ministro de RR.EE., Heraldo Muñoz, a las acusaciones del Presidente Evo Morales contra el cónsul chileno en La Paz, Milenko Skoknic, poniendo en duda su continuidad en Bolivia por realizar viajes “sospechosos” por el país altiplánico. Ante esto, el canciller no dudo en demostrar su molestia, señalando que si bien “no nos extraña” este ataque de Morales, “todo tiene un límite”. “Esa es la respuesta boliviana a nuestra invitación al diálogo, es decir, la amenaza de la expulsión a nuestro cónsul general en La Paz. Que la Corte de La Haya tome nota, y que el Papa tome nota: nuestro ofrecimiento de diálogo es respondido por una amenaza de expulsión de nuestro cónsul general”, dijo un enérgico Muñoz. Acto seguido, el canciller recordó dichos pasados de Morales y donde aludió a que “los periodistas chilenos serían espías, que Chile estaría detrás de las protestas de Potosí contra el Gobierno y ahora esto. Francamente todo tiene un límite”. “Quisiéramos llamar a una reflexión racional puesto que nosotros hemos tenido con Bolivia una actitud de respeto, de consideración. La cónsul general de Bolivia se reúne con quien desea con total libertad y nuestro cónsul en La Paz es un diplomático profesional y serio”, sostuvo Muñoz. A su juicio, “esto no es más que una parte de la campaña comunicacional mediática que ya conocemos, pero todas las cosas tienen un límite, agregando enfático que ante esta situación “que más se pude decir: nos vemos en La Haya”.

Fuente: Emol

evo chile

Deja un comentario