Página Siete/ La Paz

La cartera de préstamos del sistema financiero para diferentes actividades productivas, comerciales y de consumo creció el año pasado en 2.611 millones de dólares.

Datos publicados en las estadísticas mensuales del Banco Centra de Bolivia (BCB) revelan que los créditos canalizados por el sistema financiero sumaron 16.798 millones de dólares.

Eso significa un incremento de 18,4% con respecto a la cartera vigente hasta  2014.

Los datos del BCB no reflejan los sectores a los cuales fueron canalizados esos préstamos.  

Sin embargo, cifras de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) a septiembre de 2015 mostraban la siguiente distribución: microcrédito, 30,1%; vivienda, 22,2%; empresarial, 18,9%; PyME, 17,4% y consumo, 11,3%.

El número de prestatarios llegaba al tercer trimestre  a 1.300.409.

La cartera destinada al sector productivo equivalía al 34,3% del total de préstamos del sistema financiero.

Este tipo de financiamiento abarca los de  clase empresarial, microcrédito y PyME, cuyo destino corresponde a las categorías de agricultura y ganadería, caza, silvicultura y pesca, extracción de petróleo crudo y gas natural, minerales metálicos y no metálicos, industria manufacturera, producción y energía eléctrica, gas, agua y construcción y ciertas operaciones destinadas al sector turismo y a la producción intelectual.

Las estadísticas del BCB reflejan que el 95% de la cartera se encuentra en bolivianos, que es el porcentaje más elevado de los últimos años. En 2005, la bolivianización sólo llegaba a 6,6%.

El Gobierno y el Instituto Emisor impulsaron desde 2006 una serie de políticas para fomentar el ahorro en moneda nacional, entre ellas la continuidad del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), un mayor encaje legal en moneda extranjera y la estabilidad del tipo de cambio en el país.

Depósitos

Los depósitos del público en  las entidades del sistema financiero llegaron en 2015 a 21.296 millones de dólares, de acuerdo con los datos del BCB.

De este monto, el 82,3% se encuentra en moneda nacional.

El valor de los ahorros del público  representa un crecimiento de 22,25%  con relación a 2014.

De los depósitos hasta la gestión pasada, 8.054 millones de dólares se encontraban en cajas  de ahorro, donde el porcentaje de bolivianización alcanzaba a 79,8%. Los  Depósitos a Plazo Fijo (DPF) cerraron con un monto de 7.998 millones de dólares (92,3% en moneda nacional).

Los depósitos a la vista sumaron 4.673 millones de dólares, de los cuales un 73% están en bolivianos.

Los créditos de vivienda social beneficiaron a 27.000 familias

El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, informó ayer que los créditos para la compra de viviendas sociales beneficiaron el año pasado a 27.000 familias en todo el país.

De acuerdo con el reporte de la estatal ABI, los préstamos canalizados por el sistema financiero  alcanzaron  a  un monto aproximado de 800 millones de dólares.

Según Guillén, alrededor de 22.000 personas accedieron a nuevos créditos de vivienda social y 5.000 refinanciaron sus préstamos para beneficiarse con mejores tasas de interés, en el marco de la Ley de Servicios Financieros. “El año pasado hemos beneficiado a casi 27.000 personas, de éstas, 22.000 personas son aquellas que han accedido a un crédito nuevo”, informó en declaraciones al canal estatal.

De los nuevos préstamos, precisó que al menos 3.000 familias accedieron a un crédito de vivienda social sin la necesidad de pagar la cuota inicial.

Guillén dijo que para este año se espera duplicar las cifras alcanzadas en 2015, es decir, que la emisión de los créditos de vivienda social signifique un desembolso de más 800 millones de dólares.

El departamento de Santa Cruz es la región que accedió a más créditos de vivienda social, seguida de Cochabamba y La Paz, detalló la autoridad.

Uno de los requisitos más importantes para acceder a un crédito de vivienda social  es solicitar préstamos acorde a la capacidad de pago  que tienen las personas, con el fin de evitar el sobreendeudamiento y problemas en los pagos mensuales.

Los préstamos, sostuvo, pueden solicitarse no sólo para comprar una primera casa, sino también para restaurarla  o construir una vivienda sobre un único terreno ya adquirido con anterioridad por el interesado.

Estos créditos tienen una tasa  de interés regulada de 5,5%, 6% y 6,5%, dependiendo del monto.

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario