<

p class=”MsoNormal”>El presidente atigrado César Salinas está obsesionado por llegar a la silla presidencial de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). Salinas luego de perder hace casi dos años, con Rolando López,  la opción de llegar a la Federación, no se da por vencido. El paceño es uno de los tres candidatos (Guido Loayza y Luciano Negrete) para dirigir al fútbol boliviano desde la próxima gestión.

Estoy más firme que nunca, en todo este tiempo he estado conversando con algunos clubes, asociaciones que me dan su apoyo, salvo la AFLP (Asociación de Fútbol de La Paz) que está manejado por Walter Torrico, quien apoya a Guido Loayza y es un personaje nefasto del fútbol, dijo Salinas, al conocer que la FIFA y la Conmebol decidieron volver a empezar con el proceso eleccionario.

Hace semana atrás estaba como el único candidato tras la inhabilitación de Loayza y Negrete, pero supuestas irregularidades evitaron que todo marche con normalidad y obligó que FIFA mande a veedores.

 

Salinas está convencido que tiene la barita mágica para cambiar el rumbo del fútbol boliviano.

El 22 de enero del año pasado perdió con Rolando López por tres votos. Salinas obtuvo 11 y no pudo llegar a la Federación. De haber continuado el proceso electoral en este momento sería el mandamás del fútbol boliviano, pero llegó la FIFA y Conmebol. ¿La tercera será la vencida?. 

Fuente: Erbol

Deja un comentario