Chile entregó este viernes a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) su dúplica en el juicio planteado por Bolivia para negociar una salida soberana al Pacífico, con la perspectiva de que la última fase del proceso, la de los alegatos orales, empiece después de junio del 2018.

El canciller Heraldo Muñoz encabezó la comisión chilena que hizo entrega del documento, tras lo cual reiteró que el diálogo que se sostuvo en el pasado con Bolivia no genera obligación jurídica de negociar y advirtió lo que ese antecedente representaría para el relacionamiento internacional..

No hay una obligación de negociar, una obligación tiene que ser explícita. Un país tiene que saberse obligado a un determinado acuerdo, y lo que ha hecho Chile por más de 100 años han sido conversaciones esporádicas, diálogos con Bolivia como ocurre en la diplomacia. Y hay que pensar que si esos diálogos generaran obligaciones jurídicas, nadie conversaría con nadie a nivel internacional, afirmó Muñoz poco después de entregar el documento.

Un día antes el canciller chileno había publicado su punto de vista en una nota de opinión en el diario español El País, argumentos que consideró causan insomnio al presidente Evo Morales.

Con la presentación de la dúplica concluye la fase escrita iniciada tras la presentación boliviana de la demanda y la memoria con los argumentos jurídicos y técnicos que sustentan la exigencia al tribunal de obligar a Chile a cumplir con sus compromisos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al Pacífico.

La administración de Michelle Bachalet presentó un recurso para que los jueces internacionales desistan de tratar el caso, pero el fallo fue contrario y reafirmaron su competencia. Ese hecho dio paso a que presenten la contramemoria, lo que activó el pedido de Bolivia de la presentación de una réplica que dio lugar, finalmente, a la entrega de la dúplica.

Muñoz lideró el equipo que entregó ese documento de unas 196 páginas y dos tomos anexos, según reportó La Tercera.Es un documento muy sustantivo que deja en evidencia las debilidades del planteamiento boliviano, que ha sido una línea argumental cambiante porque en un principio pedían cesión territorial y luego una zona especial, aseguró.

El canciller boliviano Fernando Huanacuni informó ayer que el equipo jurídico nacional e internacional ya comenzó a trabajar en la fase oral del proceso, que será la última etapa antes del fallo de los magistrados internacionales.

La fase oral no comenzaría antes de junio de 2018, según proyección del canciller chileno. Probablemente la próxima etapa (alegatos orales) no sea antes de junio, según lo que indicó la @CIJ_ICJ“, dijo Muñoz, según informó la Cancillería de su país en su cuenta en Twitter. (15/09/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario