Con la probabilidad de que haya que celebrar una segunda vuelta el próximo 17 de diciembre, ocho candidatos que aspiran con el sillón presidencial de Chile se miden hoy en las urnas, en unos comicios en los que también se renovará la Cámara de Diputados y parte del Congreso.

El panorama no está definido, puesto que el reciente sondeo publicado por el Centro de Estudios Públicos (CEP) da una victoria a Sebastián Piñera (Chile Vamos, derecha) con un 44,4 por ciento, seguido de Alejandro Guillier (Fuerza de Mayoría, centro izquierda) con un 19,7 por ciento, y Beatriz Sánchez (Frente Amplio, izquierda) con un 8,5 por ciento.


Según la Corte Electoral de Chile, para imponerse en primera vuelta, cualquier candidato necesita el 50 por ciento más uno, algo visto como lejana de acuerdo con analistas.


Sin embargo, la mayoría de las encuestas no aclaran si será necesaria una segunda vuelta para elegir al triunfador de las elecciones.


El fraccionamiento de la fuerzas de centroizquierda facilitó la labor de Piñera, quien ya gobernó de 2010 a 2014, capitalizó los votos de la centroderecha y, de verse obligado a llegar al balotaje, contará con el espaldarazo del aspirante ultraderechista José Antonio Kast.


 


Balotaje


En la eventualidad de una segunda vuelta, Piñera se enfrentaría al periodista Alejandro Guillier, el candidato de un oficialismo que llega fragmentado a estos comicios y a quien los estudios de opinión asignan entre un 20 y un 25 por ciento.


Además de Guillier, en primera vuelta participarán la senadora Carolina Goic, presidenta del Partido Demócrata Cristiano (PDC), la principal formación del oficialismo, que, sin embargo, se apartó del bloque por diferencias internas con algunos de sus integrantes, entre otros con el Partido Comunista, señala el diario El Mercurio.


Los chilenos encontrarán también en la papeleta los nombres de la periodista Beatriz Sánchez, quien representa al Frente Amplio, un conglomerado que reúne, entre otras agrupaciones, a los verdes, humanistas y liberales de izquierda.


Las del exsocialista Marco Enríquez-Ominami, quien se postula por tercera vez a la presidencia; Eduardo Artés, un ardiente defensor del régimen de Corea del Norte, por el Partido Comunista Acción Proletaria; y el senador Alejandro Navarro, del izquierdista partido País, un declarado aliado del Gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro.


El octavo candidato a la presidencia de Chile es José Antonio Kast, un diputado ultraconservador que admira al régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990).


De llegar a la primera magistratura, Kast propondrá clases de religión en todos los colegios públicos del país y derogará una ley de aborto en tres causales aprobada recientemente, entre otras iniciativas.


Junto con las presidenciales se renovará por completo la Cámara de Diputados, que sube de 120 a 155 miembros, y parcialmente el Senado, que aumenta de 38 a 50 representantes.


Estos comicios, para los que se prevé una alta abstención derivada del hecho de que la inscripción es automática pero la votación no es obligatoria, se celebran bajo unas nuevas reglas que añaden un plus de incertidumbre sobre los resultados.


Datos: Agencias




    <h2 class="element-invisible">alf_mu_2_efe.jpg</h2>



El lema de campaña del centro izquierdista y oficialista Alejandro Guiller fue: El Presidente de la gente. EFE  

 

EXPECTATIVA

Voto en el exterior

 

Por primera vez en la historia de Chile se realizará el voto en el exterior del país, lo cual ha generado bastante expectativa en el vecino país

 

Cristian Blasco, cónsul de Chile en Bolivia, indicó a Los Tiempos que fue en la presente gestión de la presidenta Michelle Bachelet que los parlamentarios chilenos, tras intensos y acalorados debates que duraron largos meses, aprobaron el voto fuera de su país.

 

Será una experiencia única la que vayamos a vivir durante la jornada electoral, puesto que nunca se había dado la figura que los chilenos voten por sus candidatos fuera del país, sostuvo Blasco.

 




    <h2 class="element-invisible">alf_mu_3_afp.jpg</h2>



La izquierdista Beatriz Sánchez utilizó en su campaña electoral el lema: El poder de muchos. AFP  





OPINIÓN

Grandes promesas y la participación electoral cae

ALFREDO JIMÉNEZ PEREYRA EDITOR MUNDO


Acceso a la salud, educación, sistema de pensiones, políticas públicas hacia el adulto mayor en un país que envejece aceleradamente, crecimiento económico, recorte o aumento de impuestos, descentralización, derechos laborales, protección a la infancia más vulnerable, conflicto indígena, figuran entre los programas políticos presentados por los candidatos.


Ante este panorama, la mayor incógnita para la jornada electoral de hoy es el porcentaje de participación. Según el censo electoral chileno, en 2013 votó el 51 por ciento de los ciudadanos habilitados. Empero, en las últimas municipales, el año pasado, solamente participó un 36 por ciento del electorado, una caída histórica.


 




    <h2 class="element-invisible">alf_mu_4_afp.jpg</h2>



El también izquierdista Marco Enríquez-Ominami tuvo como lema de campaña: Chile de los libres. AFP</p><br>Fuente: La Prensa

Deja un comentario