Naciones Unidas dijo este lunes que hasta 180.000 personas huyeron por los combates entre fuerzas iraquíes y el grupo autodenominado Estado Islámico (EI) en y alrededor de la ciudad de Hit, en la occidental provincia de Anbar, Irak.

Los civiles, muchos de los cuales ya habían sido desplazados, se dirigieron hacia el oriente, en dirección a la ciudad de Ramadi, también golpeada por el conflicto.

La ONU dice que los refugiados necesitan alimentos, mantas y medicamentos.

Estado Islámico capturó Hit este mes, en una avanzada sobe Anbar.

Lea: Muere en atentado el jefe de la policía de Anbar, Irak

Se cree que de tomar Anbar EI podría establecer una línea de abastecimiento que le permita lanzar ataques sobre la capital iraquí, Bagdad.

La coalición internacional encabezada por Estados Unidos efectuó bombardeos en torno a Hit.

Sin embargo, fuentes de seguridad de Irak dijeron el lunes que EI había asaltado una base militar que abandonó el ejército iraquí, unos 8km al oeste de la ciudad.

Capturaron vehículos militares, incluyendo tanques, y prendieron fuego a la base, dijeron.

En Anbar se encuentra la segunda represa más grande de Irak, la de Haditha, que controla el flujo del río Éufrates hacia el sur del país.

Estado Islámico controla actualmente grandes territorios en Siria e Irak. ()

fuente:http://www.erbol.com.bo

Deja un comentario