<

p class=”rtejustify”>
El ejecutivo de la Federación Mamoré-Bulo Bulo y representante de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Andrónico Rodríguez, aseguró hoy que los cocaleros del Chapare están dispuestos a debatir con los productores de los Yungas sobre el desvío de la hoja de coca al narcotráfico.

Aceptamos debatir con los hermanos para ver el desvío de la coca al mercado ilegal (). Estamos convencidos que pequeño porcentaje se desvía al narcotráfico pero es de ambos lados, tanto del trópico como de los Yungas, aseguró el dirigente cocalero.

Estas declaraciones surgen luego de que el máximo dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, asegurara que la mayoría de la coca del trópico de Cochabamba es utilizada para la elaboración de cocaína.

Asimismo, un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) dice que el 93 por ciento de la coca de esta zona no llega a los puestos de venta a nivel nacional.

Por otro lado, Rodríguez pidió unidad entre ambos sectores ya que se estaría haciendo mala imagen al país ante la comunidad internacional. Quieren hacer ver a Bolivia como un Estado narco y eso es completamente falso, enfatizó.

Pedimos un diálogo con los verdaderos hermanos productores de La Paz, legalmente constituidos. No podemos estar peleándonos, sabemos que hay intereses políticos de algunos dirigentes, como es el señor Gutiérrez (). Estamos en la obligación de defender la hoja de coca y trabajar en la industrialización, agregó Rodríguez.

En mayo de este año, Adepcoca, junto al diputado Wilson Santamaría, presentó un recurso de inconstitucionalidad contra tres artículos de la Ley General de la Coca, con el argumento de que la CPE ordena preservar la coca originaria y ancestral.

El TCP consideró que la cualidad de originaria y ancestral de la coca se refiere a la cualidad inherente que tiene la hoja, pero no así a la zona donde se la cultiva. En ese entendido, declaró constitucional a la ley.

Los artículos cuestionados por Adepcoca, el 15, 16 y 17, amplían la denominación de zonas autorizadas y legales a las áreas de producción de coca con registro catastro que están ubicados en Chapare y legalizan la ampliación de cultivos de coca en todo el territorio a 22 mil hectáreas.

Entretanto, Rodríguez dijo su sector solicitará al ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, la instalación de una oficina de la Dirección General de Hoja de Coca (Dicoin) en el trópico de Cochabamba para lograr mejores controles en la producción y comercialización de esta hoja milenaria.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario