Erbol / La Paz

Después de la intervención policial hacia los marchistas del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), éstos decidieron suspender sus movilizaciones hoy, mañana y en la efeméride paceña del 16 de julio. No obstante aseguraron que las protestas públicas continuarán después de estas fechas y que no temen a que se susciten nuevos hechos de violencia.

“Nosotros no somos como el Gobierno, nosotros respetamos a los bolivianos y sobre todo a los paceños. Vamos a suspender movilizaciones hasta el 16 de julio porque respetamos a los niños y jóvenes que van a desfilar y no queremos perjudicar los festejos paceños”, sostuvo el presidente de Comcipo, Jhonny Llally, en un contacto telefónico con ERBOL.

Este anuncio fue ratifico en la red ATB por el dirigente universitario, Milton Navarro, quien dijo que los marchistas se sumarán al desfile de teas que se realizará en el centro paceño.

“Vamos a suspender movilizaciones por el desfile escolar. Por otro lado, nos han hecho la invitación los ejecutivos de la Gobernación de la paz para el desfile de teas así vamos a participar. Nosotros agradecemos al departamento de La Paz, a la población paceña por acogernos en este lugar”, expresó Navarro.

Los cívicos potosinos iniciaron sus medidas de presión en junio y a finales de ese mes marcharon hasta la ciudad de La Paz en busca del diálogo con el Gobierno, para que éste atienda sus demandas de desarrollo para el departamento de Potosí, demandas que están planteadas en un pliego petitorio de 26 puntos.

Una vez que llegaron a la Sede de Gobierno, fueron gasificados en dos ocasiones la pasada semana cuando intentaron ingresar a la plaza Murillo. Ayer, durante una nueva intervención policial, varios dirigentes resultaron heridos y hubo otros marchistas que fueron detenidos.

“No vamos a permitir que estas cosas sigan ocurriendo, no puedo decir cómo nos vamos a manifestar. Vamos a volver a movilizarnos sí, pero no puedo decir más porque le tememos al Gobierno y a lo que pueda hacer”, aseveró Llally.

Asimismo, el dirigente dijo que los cívicos potosinos no se detendrán en sus medidas de presión hasta que el presidente Evo Morales acceda a dialogar con ellos en La Paz.

Por otro lado, Navarro ratificó que el Gobierno no cumplió con el pliego petitorio de los 26 puntos demandados por la dirigencia cívica.

“Queremos desmentir las cifras que levanta el Gobierno. Sí, es cierto que se han concluido, que se han realizado obras, pero los temas fundamentales no se han cumplido”, afirmó.

Denuncian atropellos

Los dirigentes cívicos denunciaron supuestos atropellos sufridos por los efectivos policiales que intervinieron su movilización. “Cuando detuvieron a nuestros compañeros y los llevaron a la Felcc (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen), nos dijeron que los detuvieron porque los acusaron de querer hacer un atentado, que tenían dinamita. Pero al hacerles la requisa, no había ni un fósforo. Es una injusticia que el Gobierno permita esto”, sostuvo el dirigente Milton Navarro.

Asimismo, Juan Carlos Yujra, otro líder de la marcha potosina, también expresó su molestia e indignación por la represión sufrida por parte del contigente policial.

” Estamos muy molestos por la masacre que estamos sufriendo. Este Gobierno insensible que no tiene la valentía de reunirnos con nosotros. No tenemos ni fábricas, ni hospitales, ni nada. La Policía nos rebasó, nos persiguió. Algunos compañeros fueron pateados, otros atropellados por las motos”, señaló a ERBOL.

Deja un comentario