Luego de que el Ministerio de Salud declarara en recientes días la alerta sanitaria naranja ante la detección de un caso confirmado de sarampión en la ciudad de Callao de Perú, ayer la Unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Oruro mediante el Programa Ampliado de Inmunización (PAI), puso en marcha la campaña intensiva de vacunación y de vigilancia en los centros de salud contra esa enfermedad.

“En este momento estamos en una alerta epidemiológica nacional naranja por el caso positivo que se detectó en el país vecino del Perú, por eso en Oruro estamos emitiendo la alerta epidemiológica, intensificando desde hoy (ayer) la vacunación e instruyendo al personal de salud que esté haciendo seguimiento a todos sus vacunados”, señaló la responsable del programa Ampliado de Inmunización (PAI), Juana Vega.

También en todos los centros médicos del departamento se dará inicio con la vigilancia epidemiológica sensible, la cual consiste en realizar la revisión minuciosa de los diagnósticos, efectuada por los médicos para analizar los casos sospechosos de erupción maculopapular no vesicular (afección en la piel) tipo alergia, en los pacientes, con el objetivo de hacer seguimiento aunque no se haya confirmado la presencia de sarampión.

“Vamos a ir en busca de posibles casos en los colegios, guarderías, mercados y otros mostrando la foto del sarampión, para que las personas nos indiquen si vieron las características de esta enfermedad en algún niño o una persona adulta, porque esta enfermedad no discrimina ninguna edad”, añadió.

SARAMPIÓN

El sarampión es una patología altamente contagiosa e infecciosa causada por un virus, es transmitida mediante la tos o el estornudo, ya que el virus está en las gotas de saliva imperceptibles a la vista que emite la persona infectada, estas gotas pueden ser esparcidas en distintas superficies, teniendo la enfermedad aproximadamente dos horas más para esparcirse.

Según explicó Vega, en Latinoamérica el sarampión prácticamente estaba eliminado, por lo que se cree que el caso del Perú puede haber sido importado.

La enfermedad ataca a todas las personas que no recibieron la vacuna y también a las que tienen trastornos en el sistema inmunitario, por lo que siguen siendo propensos a contagio.

Entre los síntomas de la enfermedad están la fiebre, tos, secreciones nasales, conjuntivitis (infección en los ojos), erupción maculopapular no vesicular (infecciones en la piel) tipo alergia o sarpullido tanto en los brazos, cuello, rostro, piernas, manos y pies.

Fuente: lapatriaenlinea.com

Deja un comentario