El sueño de Siria de lograr un puesto en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ concluyó de forma cruel esta semana, con la derrota ante Australia en la vuelta de la repesca asiática. Los Socceroos necesitaron una prórroga para imponerse a las Águilas de Damasco y mantener vivas sus esperanzas de acudir a Rusia 2018.

Las gestas de la selección siria han sido una fuente de alegría para muchos de sus desalentados compatriotas, que han tenido que soportar una guerra devastadora y la pérdida de muchas vidas humanas desde 2011. El tremendo apoyo que mostraron los aficionados sirios a su selección durante toda la fase de clasificación fue una prueba patente de que el fútbol puede lograr lo imposible y derribar las barreras que dividen a una nación.

Pese a la amargura de la derrota en la prórroga ante Australia (por no hablar del poste con el que se topó Omar Al Soma en los últimos instantes), Siria puede mirar al futuro con optimismo, dado su extraordinario desempeño durante toda la campaña. Hay muchas esperanzas de que el equipo pueda rendir todavía mejor de cara a Qatar 2022 y, por qué no, incluso clasificarse para la primera Copa Mundial de la FIFA que se jugará en Oriente Próximo.

El camino hacia un sueño
Siria inició su andadura en la segunda ronda, donde quedó encuadrada en el Grupo E junto a la potente Japón, además de Singapur, Afganistán y Camboya. Las Águilas de Damasco dejaron su huella imponiéndose tanto en casa como fuera a las tres últimas, pese a sufrir dos derrotas contra Japón (0-3 en Mascate y 5-0 en Tokio).

Y aunque Siria pasó a la tercera ronda clasificatoria al quedar segunda tras Japón, su federación de fútbol optó por cambiar de seleccionador, sustituyendo a Fajr Ibrahim por Ayman Hakeem. El pasado octubre, en una entrevista exclusiva concedida a FIFA.com, Hakeem afirmaba: “Pese a todas las dificultades que tenemos, la determinación y la confianza pueden servirnos para clasificarnos. Los jugadores quieren demostrar que son capaces de obtener buenos resultados; y estamos convencidos, como sirios y como profesionales del fútbol, de que podemos proseguir nuestra andadura con éxito”.

Hakeem y sus hombres demostraron que estaban a la altura del reto acariciando el billete directo a Rusia 2018 en la última jornada. Al final, ocuparon la tercera posición en el Grupo A, con la repesca contra Australia como premio. Y aunque los Socceroos triunfaron como cabía esperar, las Águilas de Damasco demostraron con creces que son una selección muy competitiva.

¿Y ahora qué?
Pese a esa desilusión, la selección nacional trajo alegría a los corazones de millones de sirios; y el apoyo que recibió por parte de una afición unida era precisamente uno de los objetivos que querían cumplir Hakeem y sus pupilos.

Tras el choque de vuelta en Australia, que puso fin al sueño mundialista, Hakeem declaraba: “Nuestra selección ha conseguido algo grandioso. Hicimos todo lo que pudimos para acceder a la repesca intercontinental y mantener vivo el sueño hasta el último minuto, con la esperanza de traer felicidad a la población siria. La hemos unido en torno a nosotros, pero por desgracia, nuestra trayectoria no concluyó con el éxito que habíamos esperado”.

Pese a las emociones encontradas, los aficionados sirios deberían sentirse orgullosos de que su selección haya demostrado ser capaz de enfrentarse a las selecciones más grandes y de obtener buenos resultados. Ahora deben confiar en que su equipo pueda clasificarse para Qatar 2022, tras 9 intentonas infructuosas de acceder a un Mundial.

Jugador a seguir
Tras una larga ausencia de la selección debida a la difícil coyuntura en su patria, Omar Al Soma regresó este año para reforzar la delantera de Siria. El ariete de 28 años, que milita en el Al Ahli saudí, firmó el tardío gol del empate contra Australia en la ida, antes de poner por delante a su selección en la vuelta. De hecho, Al Soma vio puerta en tres clasificatorios consecutivos, reivindicándose como uno de los mejores delanteros asiáticos del momento.

Números que hablan
20: La cantidad de partidos que jugó Siria en las eliminatorias de Rusia 2018. Su campaña comenzó el 11 de junio de 2015, y deparó 9 victorias, 5 empates y 6 derrotas. 

Fuente: FIFA

Deja un comentario