El Tribunal de Casación egipcio confirmó este sábado de manera definitiva la cadena perpetua al expresidente de Egipto Mohamed Mursi por un caso de espionaje relacionado con Catar, informó a Efe una fuente judicial.

La corte confirmó la cadena perpetua, que equivale en Egipto a 25 años, al depuesto mandatario islamista de los Hermanos Musulmanes acusado de hacerse con documentos relacionados con la seguridad del Estado y entregárselos a las autoridades de Catar.

Además, ratificaron la pena de muerte a tres miembros de la cofradía acusados y a otros dos de la hermandad a cadena perpetua y trabajos forzosos por el mismo caso.

Según la agencia oficial de noticias MENA, el juez Hamdi Abu al Jeir presidió la sesión del Tribunal de Casación, que anuló una segunda sentencia de 15 años de trabajos forzosos contra Mursi y confirmó solo el fallo de la cadena perpetua.

MENA detalló que Mursi y los acusados infiltraron documentos importantes, entre ellos informes “muy peligrosos” a la Inteligencia catarí, así como a los responsables del canal Al Yazira.

En 22 octubre de 2016, la corte citada confirmó también la pena de 20 años de cárcel contra Mursi por el uso de la violencia y por la muerte de manifestantes durante los disturbios de diciembre de 2012 a las puertas del palacio presidencial de Itihadiya, en la capital egipcia, durante las primeras grandes protestas contra el islamista.

La hermandad es objeto de una persecución policial y judicial desde que Mursi fue depuesto en un golpe militar encabezado por el actual presidente, Abdelfatah al Sisi, en julio de 2013, al año siguiente de acceder al poder a través de las urnas.

Al Yazira ha sido vetada en Egipto a causa de la tensa relación entre Doha y El Cairo, ya que Catar fue uno de los principales valedores de Mursi.

Y desde el 25 de junio, Egipto -junto a Arabia Saudí, Baréin y Emiratos Árabes Unidos- ha cortado la relación diplomática con el pequeño emirato árabe, al que le acusan de apoyar el “terrorismo”.

(16/09/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario