Desde el sector de las bombas de agua de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (EMAAB) -que están instaladas sobre la ruta que sale de Bermejo a Tarija-, se pudo observar que los balseros que trasladan mercadería hacia territorio argentino, continuaban su labor pese a que el río Bermejo presentaba crecida por las lluvias que cayeron en las últimas horas.En este sector no había ninguna autoridad del Área Naval 3, efectivos que tienen que velar porque las leyes se cumplan al ser este río internacional. En Aguas Blancas tampoco se pudo observar la presencia de efectivos de Gendarmería Nacional del vecino país, lo que dejaba que los balseros tengan libertad para actuar en este paso ilegal.Ramón C, balsero de la vecina Aguas Blancas, quien en primera instancia se mostró reacio y molesto por la presencia de este medio informativo que solicitó dialogar con estas personas que aseguran es su única forma de subsistencia. “Es fácil criticar y caratularnos de ilegales, la situación en mi país es muy difícil y esta es la única forma segura de llevar el pan de cada día a nuestras familias, no es que hacemos esto por gusto o por capricho es solo que en anteriores reuniones solicitamos a nuestras autoridades trabajo estable y seguro para cada uno de nosotros, pero no hubo respuesta positiva, esto nos obliga a seguir arriesgando nuestra integridad para ganar algo” sostuvo Ramón.Por su parte, el cargador boliviano Cándido Castro recordó que hubo un intento de colocar un portón en el sector del puente cañero por parte del ex alcalde José Gutiérrez, en esa oportunidad habían pedido que se les asegure trabajo de parte de la comuna. “Ustedes estaban ahí y saben que no hubo ninguna respuesta favorable, por esa razón sacamos ese portón, esto se convirtió en un problema social por la falta de seguridad laboral tanto en nuestro país como en Argentina”, reclamó. Desde el sector de las bombas de agua de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (EMAAB) -que están instaladas sobre la ruta que sale de Bermejo a Tarija-, se pudo observar que los balseros que trasladan mercadería hacia territorio argentino, continuaban su labor pese a que el río Bermejo presentaba crecida por las lluvias que cayeron en las últimas horas.En este sector no había ninguna autoridad del Área Naval 3, efectivos que tienen que velar porque las leyes se cumplan al ser este río internacional. En Aguas Blancas tampoco se pudo observar la presencia de efectivos de Gendarmería Nacional del vecino país, lo que dejaba que los balseros tengan libertad para actuar en este paso ilegal.Ramón C, balsero de la vecina Aguas Blancas, quien en primera instancia se mostró reacio y molesto por la presencia de este medio informativo que solicitó dialogar con estas personas que aseguran es su única forma de subsistencia. “Es fácil criticar y caratularnos de ilegales, la situación en mi país es muy difícil y esta es la única forma segura de llevar el pan de cada día a nuestras familias, no es que hacemos esto por gusto o por capricho es solo que en anteriores reuniones solicitamos a nuestras autoridades trabajo estable y seguro para cada uno de nosotros, pero no hubo respuesta positiva, esto nos obliga a seguir arriesgando nuestra integridad para ganar algo” sostuvo Ramón.Por su parte, el cargador boliviano Cándido Castro recordó que hubo un intento de colocar un portón en el sector del puente cañero por parte del ex alcalde José Gutiérrez, en esa oportunidad habían pedido que se les asegure trabajo de parte de la comuna. “Ustedes estaban ahí y saben que no hubo ninguna respuesta favorable, por esa razón sacamos ese portón, esto se convirtió en un problema social por la falta de seguridad laboral tanto en nuestro país como en Argentina”, reclamó.

fuente:http://www.elpaisonline.com

Deja un comentario