“Hemos tenido una reunión con el presidente del barrio San Luis y hemos decidido hacer una última carta, invitando a la Gobernación, al Gobierno nacional, a la Alcaldía para una reunión en el barrio para definir sobre la planta de tratamientos de aguas residuales”, informó a los periodistas.

Mansilla cuestionó el accionar de las autoridades regionales, porque cuando la Asamblea llama a una reunión, la Gobernación y Alcaldía rechazan visitar al legislativo, y cuando convoca el gobernador, Adrián Oliva, tampoco quieren asistir el alcalde, Rodrigo Paz y los asambleístas.

“Entonces el último esfuerzo va a ser que nos visiten al barrio ahí no van a decir si es político o no es político, pero que se haga realidad la planta. Esa va ser nuestra última carta para las autoridades, sino vamos a hacer acciones fuertes”, agregó.

Mancilla recodó que el Gobierno nacional garantizó 3,6 millones de bolivianos para el estudio a diseño final de esa planta y lamentó que la Gobernación no muestre interés en agilizar la ejecución de ese proyecto para la ciudad de Tarija.

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario