Copa Sudamericana: Cuatro equipos más inscribirán sus nombres en fase 2

General Díaz frente a Barcelona, Cerro de Montevideo con Rosario de Perú, Cristal contra Lanús y Cuenca ante Sportivo luqueño son los cotejos programados para este miércoles. General Díaz y Barcelona dirimen en Asunción Asunción EFE El General Díaz espera este miércoles en Asunción al ecuatoriano Barcelona para disputar la revancha de la primera fase de la Copa Sudamericana, con ambos equipos obligados a romper el empate de la ida (0-0) para conseguir el pase a la segunda ronda de la competición. El equipo paraguayo dirigido por el extécnico de la selección de Paraguay Francisco 'Chiqui' Arce tiene a su favor que juega frente a su público, aunque necesitará de una puntería y una agresividad en ataque que está brillando por su ausencia desde el comienzo del torneo local. Y es que 'Las Águilas' llegan al partido contra Barcelona sin conocer la victoria en ninguna competición en esta temporada, ya que al resultado de la ida se suman dos empates y tres derrotas en la liga paraguaya, la última este fin de semana contra el Sportivo Luqueño (2-0). El conjunto de Guayaquil (suroeste de Ecuador), por su parte, asiste a la cita tras empatar en casa el viernes con Independiente del Valle (1-1) , con el que comparte liderato y la condición de invicto del campeonato ecuatoriano. El técnico del Barcelona, el uruguayo Guillermo Almada, tendrá que decidir quién suplirá en la portería a Máximo Banguera tras su expulsión en la ida de la Sudamericana, puesto en el que estará Víctor Mendoza o José Cevallos. También tendrán que afinar puntería los jugadores del equipo ecuatoriano, ya que en la liga local el argentino Ariel Nahuelpán falló dos penaltis y otro el también gaucho Matías Oyola. El equipo vencedor en esta eliminatoria pasará a la segunda ronda de la Copa Sudamericana, aunque no conocerá su rival ya que la Conmebol celebrará un nuevo sorteo de emparejamientos para esta fase. Uruguayo Cerro con ventaja ante Sport Rosario Montevideo AFP El uruguayo Cerro irá en busca de una victoria de local el miércoles ante el peruano Sport Rosario, después del favorable 0-0 que se trajo de suelo incaico el pasado 20 de febrero por Copa Sudamericana. Buena cosecha en la altura Los pupilos de Fernando Correa lograron igualar en cero en el estadio Rosas Pampa, de Huaraz, al norte de Perú, en un debut más que bueno en el certamen subregional considerando los más de 3.000 metros de altura en los que se jugó el partido. Para los peruanos, que también hacen sus primeras armas a nivel internacional, será un desafío mayor el jugar contra Cerro en su casa del estadio Luis Tróccoli, en su propio barrio acompañado de su fiel parcialidad. El popular equipo albiceleste uruguayo tendrá una importante baja para el duelo contra el Sport Rosario, ya que el delantero Héctor "Romario" Acuña experimentó una lesión muscular que lo marginó de los entrenamientos y del encuentro, según la prensa local de este miércoles. Ambos en baja  Cerro viene de caer 3-2 por el torneo Apertura uruguayo ante Boston River. Peor aún le fue al Sport Rosario en el torneo peruano: cayó 4-0 ante San Martín en el torneo de Verano del fútbol de Perú la semana pasada y ahora buscará redimirse en la Sudamericana. Los de Correa apostarán a la potencia ofensiva de Santiago Ciganda y la seguridad de Jonathan Irrazábal bajo los tres palos. Los de Pablo Abraham no contarán con la altura como aliada en Montevideo. El encuentro tendrá lugar en el estadio Luis Tróccoli de Montevideo a las 19.15 locales (18.15 de Bolivia), y tendrá arbitraje paraguayo, con Eber Aquino al silbato. Sporting Cristal se cita con Lanús Lima EFE El Sporting Cristal peruano quiere citarse este miércoles con la épica para remontar la eliminatoria de la Copa Sudamericana que le mide al Lanús argentino, que tiene dos goles de ventaja para certificar su pase a la segunda ronda sin tener que utilizar a su estrella, Lautaro Acosta, renqueante de una lesión. Al equipo local solo le vale ganar por dos goles de ventaja si lo hace por 2-0 o 3-1, si no, deberá vencer por tres tantos o más de diferencia para revertir la derrota por 4-2 sufrida en Argentina en el partido de ida. Para lograr la gesta, el conjunto celeste se encomendará a su goleador, el delantero argentino Emanuel Herrera, que está en racha al haber anotado once goles en sus cinco últimos partidos, incluido el disputado en Buenos Aires ante Lanús, donde hizo los dos tantos de su equipo. El técnico de Cristal, el chileno Mario Salas, tendrá a su disposición a sus mejores jugadores y podrá reunir en el centro del terreno de juego a su combinación más fiable, compuesta por Horacio Calcaterra, Josepmir Ballón y Jorge Cazulo, con el incombustible Carlos Lobatón en el banquillo como posible revulsivo. El equipo del barrio limeño del Rímac retoma la competición internacional tras protagonizar dos marcados altibajos en el Torneo de Verano de Perú, pues en apenas tres días pasó de caer goleado 5-3 ante el modesto Ayacucho a aplastar por 1-5 al San Martín, su principal perseguidor en el Grupo A del campeonato, donde es líder. Por su parte, el Lanús viajó a Lima con veinte jugadores convocados por el técnico Ezequiel Carboni, entre ellos el goleador Lautaro Acosta, aunque en principio comenzará el partido en el banquillo, ya que aún no está plenamente recuperado de una lesión muscular que sufrió hace diez días en la liga argentina. Al equipo titular del granate volverá probablemente el arquero Esteban Andrada tras recuperarse de una tendinitis que le hizo faltar al partido que Lanús perdió este domingo por 2-1 frente al Arsenal en la decimoctava jornada de la primera división. Esa derrota dejó al vigente subcampeón de la Libertadores en la vigésimo segunda posición de la clasificación, un delicado momento que busca apartar en el torneo continental para repetir el título logrado en 2013 y sacarse así la espina de la final perdida el año pasado ante el Gremio brasileño. Deportivo Cuenca por la difícil misión de remontar ante Sportivo Luqueño    Guayaquil (Ecuador) EFE El Deportivo Cuenca, de Ecuador, saldrá de local mañana con la difícil misión de remontar la derrota por 2-0 sufrida ante el paraguayo Sportivo Luqueño para poder acceder a la siguiente etapa de la Copa Sudamericana. La urgencia cuencana pasa por una victoria mínimo por 3-0 para acceder en forma directa, o ganar por 2-0 para definir el billete mediante los tiros penaltis. El panorama está complicado porque el cuadro que dirige el argentino Aníbal Biggeri se encuentra en pleno proceso de adaptación futbolística ante la serie de cambios de éste año en la plantilla. En el torneo local ganó un encuentro por 2-1, perdió de visitante por 3-1 y empató de local por 1-1 en la reciente jornada. Por su parte, Sportivo Luqueño cambió el domingo pasado a su entrenador, el argentino Javier Sanguinetti, para dar paso por cuarta ocasión al uruguayo Eduardo Héctor Rivera, cuyo mayor resultado al frente del club fue llevarlo hasta la semifinal de la Sudamericana en el año 2015. La reciente goleada por 4-1 sufrida ante Independiente de Campo Grande, determinó el cambio de entrenador, por lo que mañana Rivera tendrá la oportunidad de encaminar a su cuadro a la clasificación para la siguiente etapa del torneo sudamericano. "Deportivo Cuenca es un rival de cuidado, que tratará de sacar provecho jugando de local, pero tenemos una ventaja que deberemos cuidar para tratar de clasificar a la siguiente etapa", señaló Rivera a los periodistas en Ecuador. En el partido de ida disputado el pasado 13 de febrero, Sportivo Luqueño se impuso con goles de Blas Armoa y de Fredy Bareiro. (07/03/2018)
Fuente: La Razon