El secretario de Salud de la gobernación cruceña, Óscar Urenda, dijo que el subsidio universal de 300 bolivianos para las mujeres embarazadas ayudará a las gestantes, pero no solucionará el problema de la mortandad materna infantil. La autoridad reiteró la necesidad de recursos para ítems y equipamiento de centros de salud.

Urenda considera que este apoyo económico les permitirá a las mujeres embarazadas tener recursos para tener más alimento, para comprar ropa para el recién nacido, pero no soluciona de fondo los requerimientos del sistema de salud del país.

“No tenemos soluciones de fondo para la salud, en provincias tenemos muchos centros de salud en donde no se puede atender partos porque no hay gente capacitada, necesitamos 4.000 ítems para la prevención y promoción de la salud para hacer consultas prenatales”, señaló Urenda.

La autoridad en salud reiteró la necesidad de una mayor partida de recursos económicos para fortalecer el sistema de salud. Para ello, dijo, es primordial la desconcentración de los recursos para dotar a las gobernaciones y municipios de mejores condiciones.

Llegaron 100 ítems del Gobierno

Urenda informó que han llegado 100 ítems del Gobierno, pero dijo que no son suficientes para distribuirlos entre los 340 centros de salud de los 56 municipios cruceños.

Decreto del subsidio universal 

Ayer el presidente Evo Morales decretó el subsidio universal prenatal que beneficiará a las mujeres embarazadas del país con 300 bolivianos durante cuatro meses.

La viceministra de Salud, Carla Parada, anunció el viernes que a partir de octubre el Gobierno entregará el subsidio universal prenatal, que prevé beneficiar a unas 285.000 gestantes en el país.

Fuente: Miguel Ángel Roca / El Deber

La-Caja-Petrolera-deja-de-atender-a-5-mil-ancianos

Deja un comentario