Una exboletera que trabajaba con una microempresa del Servicio de Estacionamiento Municipal (SEM) denunció ayer haber sido, junto a otras dos personas, utilizada como “palo blanco”. Además, nombró a autoridades que presuntamente reciben parte del dinero.

La extrabajadora se presentó ayer ante el Concejo Municipal en audiencia pública. Señaló que en agosto de la pasada gestión dos hombres, Pablo Pérez y Erick Ledezma, le pidieron su cédula de identidad para que figure como propietaria de una de las microempresas, a cambio de un incremento en su sueldo.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

“Le pidieron su carnet para hacer el contrato y luego directo se lo dieron para que firme. Le dijeron que ellos se encargarían de la contratación, pago de los boleteros y los impuestos”, agregó su abogado Lurwyn Ledezma.

Sin embargo, la víctima manifestó que en ningún momento le aumentaron su sueldo. Ante el incumplimiento del compromiso de Pérez y Ledezma  acudió a Impuestos y le dijeron que su deuda era de 100.000 bolivianos.

“Yo iba a cobrar el cheque cada mes, pero estos señores me esperaban en la puerta del banco y se llevaban todo para pagar. Cuando les pregunté por qué no habían pagado los impuestos dijeron que no alcanzó, porque tenían que darle comisión a los de Movilidad Urbana, el concejal Carlos Coca y a la hermana del Alcalde”, indicó la afectada, Nemesia Pascuali.

Por su parte, Coca dijo que no tiene nada que ver con las microempresas, aunque conoce a los dos funcionarios. Agregó que si es necesario se constituirá en denunciante por usar su nombre para este tipo de actividades. Se señaló que el caso debe pasar a Transparencia.

 

OPINIONES

“A la señora no le dieron ni una copia del contrato. Esperamos que a través de los concejales podamos conseguir documentación, porque ellos se quedaron con todo y la utilizaron”. Lurwyn Ledezma. Abogado

“Yo jamás tuve nada que ver con microempresas ni tendré nada que ver. No pueden usar mi nombre así para este tipo de cosas. Ya solicitamos que se mande a Transparencia”. Carlos Coca. Concejal

 

ALUDIDO NIEGA SER PARTE DEL HECHO

Uno de los dos denunciados, Pablo Pérez, negó todas las acusaciones en su contra. Afirmó que sólo trabajó con la señora Pascuali realizando el pago de los sueldos y facturas para impuestos. Además, desmintió conocer a alguna autoridad del municipio.

Afirmó que cada mes cobraba  más de 80.000 bolivianos. De los cuales, 70.000 eran para el sueldo de 30 boleteros. Por lo tanto, todo se utilizaba para el pago.

Agregó que conoció a Pascuali, a través de Erick Ledezma, quien les presentó para trabajar juntos durante los cinco meses.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario