Caracas |

La oposición venezolana aseguró ayer que no iniciará un diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro hasta que éste no le dé garantías de que se cumplirá la agenda planteada en las conversaciones en República Dominicana, y señaló que el proceso aún es exploratorio, porque no hay confianza hacia el oficialismo.


Esta semana, representantes del Gobierno de Venezuela y su oposición política se reunieron en la capital dominicana en la fase inicial de un nuevo y eventual proceso de diálogo.


El diputado venezolano y negociador opositor para estas conversaciones Luis Florido dijo ayer a los medios que, hasta ahora, los encuentros que hubo en Santo Domingo, bajo la invitación principal del presidente dominicano, Danilo Medina, han sido exploratorios.


Nosotros hemos aprendido la lección con el Gobierno, señaló al insistir en que no habrá negociación hasta que se acuerden las condiciones propuestas.


Según Florido, la oposición presentó una agenda y no se saldrá de ella ya que, afirmó, representa las aspiraciones de los venezolanos y no responderán a la agenda de otros.


Entre las condiciones planteadas en la mesa al Gobierno está la realización de elecciones presidenciales transparentes con un Poder Electoral nuevo, además de garantes y observadores internacionales de estos comicios.


La oposición asegura que no hay un diálogo y que esta no cederá a uno hasta que el Gobierno no dé las condiciones ya que, a su juicio, el oficialismo utiliza la situación como elemento propagandístico a su favor.


Este nuevo impulso para que haya un diálogo en la nación caribeña ha sido promovido por el presidente Medina, por el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, y cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas.  Para acompañar la iniciativa, tanto el Gobierno como la oposición contarán con tres países amigos cada uno.


Los opositores escogieron a Chile, México y Paraguay. La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó ayer la elección de este último país como su acompañante.


Por su parte, el Gobierno eligió a Bolivia y Nicaragua, con un tercer país que aún no definió. La próxima reunión está pautada para el 27 de septiembre.


Entretanto, en Caracas ayer se inició un evento llamado Todos somos Venezuela auspiciado por el Gobierno de Maduro.


 

Evo viajó anoche a Caracas

La Paz | Afp.- El presidente Evo Morales partió anoche rumbo a Caracas para participar en una cita de movimientos sociales en apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro, tras fustigar al presidente estadounidense Donald Trump por sus amenazas de intervenir militarmente en Venezuela.


Cuando Venezuela avanza por la paz y diálogo que pidió hermano Papa Francisco, Trump y sus agentes insisten en intervencionismo golpista, escribió el gobernante en su cuenta de Twitter. También por las redes sociales, Morales cuestionó la invitación que Trump habría cursado a algunos líderes latinoamericanos para discutir la crisis venezolana.  Inadmisible cómo presidente Trump llama a su edificio a algunos presidentes latinos para que mientras cenan, apoyen intervención a Venezuela, dijo Morales en otro tuit, reclamándole al republicano que no puede tratar a los colegas latinos como si fueran sus obreros.


Como aliado de la revolución bolivariana, Morales será el único mandatario latinoamericano que participará este fin de semana en Caracas en una cumbre de solidaridad con Venezuela convocada por el presidente Maduro, a la que asiste también una delegación de 60 representantes de distintos sindicatos bolivianos.

Tras su visita a Caracas, Morales se trasladará a Nueva York para intervenir en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario