El diputado de Unidad Demócrata (UD), Tomás Monasterio, manifestó su satisfacción por la reciente rescisión de contrato que realizó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) con la empresa CRETA SRL., esta última denunciada por tráfico de sustancias controladas. Sin embargo, el diputado opositor aún pide la renuncia del presidente de YPFB, por presuntos nexos con las actividades ilícitas que realizó la empresa denunciada.
“Fue lo más correcto y acertado que el Estado pueda romper relaciones contractuales con la empresa que tiene procesos pendientes con la justicia internacional y a nivel boliviano”, manifestó el diputado a los medios de comunicación.
Según el parlamentario, esta acción no evitará que aún se pida la renuncia del presidente de YPFB, ya que “su complicidad” con José Luis Sejas, dueño de la cisterna que trasportaba droga, es evidente, ya que la primera autoridad de la empresa estatal presuntamente tenía conocimiento de los procesos penales que tenía Sejas en la Argentina, pero siguió requiriendo sus servicios.
“Esa negligencia hace presumir la complicidad en este hecho delictivo. Achá debe renunciar a su cargo. Es imperdonable que tengamos una autoridad que se quiera hacer el ciego y sordo”, manifestó.
El representante de YPFB anunció este jueves la anulación del contrato con los propietarios del camión cisterna que fue descubierto trasportando 135 kilos de cocaína a territorio argentino, según denuncia del diputado de UD.
“No se trata de denuncias contra YPFB, sino que otra cisterna se encontró en Argentina, eso hay que manejarlo de manera clara. Se conformó un equipo técnico de abogados para constituirse en la frontera con Argentina para ver cuál es la empresa que cometió este delito e inmediatamente vamos a cortar el contrato”, declaró Achá.
Fuente: ANF
tomas monasterio

Deja un comentario