Ante la determinación de los universitarios de exigir que los consejos facultativos convoquen a exámenes de competencia para las materias de los docentes extraordinarios pese al acuerdo  del sábado para que las clases se reinicien este lunes, la Federación Universitaria Docente (FUD) definió al final del día que mientras persista la “hostilidad” en el campus central los catedráticos continuarán pasando clases en espacios alternativos.

La dirigencia docente consideró que el acuerdo no resuelve el problema de la titularización de 1.300 profesores universitarios, sino que lo posterga. En tanto que la Federación Universitaria Local (FUL) resolvió continuar con la toma del Rectorado y pedir la renuncia del rector Waldo Jiménez, del secretario general Rolando López y del secretario ejecutivo de la FUD Juan Ríos por “atentar contra la vida”.

La asamblea docente determinó no aceptar la renuncia de ninguna autoridad por respeto a la institucionalidad. Los docentes expresaron que el sector no pidió el alejamiento del dirigente estudiantil Jarlin Coca y otros. Manifestaron que la “batalla” recién comienza y que serán “inflexibles” con los catedráticos que mostraron simpatía por el movimiento estudiantil. Se prevé expulsarlos del gremio.

Las 10 puertas del campus central recién se abrieron ayer por la tarde. Los estudiantes aclararon que pasarán clases una vez que cada consejo emita una convocatoria pública para que los docentes sean titulares según el reglamento y reprogramen el calendario académico de cero o anular un semestre.

La FUL también considera que el Rectorado rompió el acuerdo al publicar el documento en el que puntualiza que no asumirá represalias contra docentes y estudiantes, pero en el sentido estricto de la palabra definido por la Real Academia de la Lengua Española. Sin embargo, sí continuará con los procesos por los delitos tipificados en las leyes.

El Rector expresó que aparentemente la dirigencia estudiantil intentó provocarlo para que reaccione violentamente, el sábado, cuando Coca le lanzó agua en la cara. Dijo que prefirió no responder a la agresión.

Por la tarde, el dirigente Alejandro Mostajo le dio un puñetazo a un estudiante que le escupió y reclamó por haber aceptado el acuerdo con el Consejo Universitario, el sábado.

docentes umss

Plantean refundar educación

Durante una conferencia de prensa ayer en la Brigada Parlamentaria, los senadores Ciro Zabala y Arturo Murillo aseguraron que como Comisión de Política, Salud y Educación trabajarán en el “proceso de refundación de la educación superior” en Bolivia ante la crisis desatada en la UMSS.

“Es importante trabajar en la refundación de San Simón, no es posible que haya pasanaku en el Rectorado ni que haya alumnos que se queden de por vida ahí”, afirmó el senador Arturo Murillo a tiempo de instar a las partes en conflicto a cumplir con el preacuerdo.

Asimismo, el senador Ciro Zabala recalcó la necesidad de desarrollar el III Congrego Universitario como establece el primer punto del acuerdo firmado para cambiar o adecuar la normativa universitaria al nuevo contexto y la nueva forma de ver la educación donde el profesional responda a las necesidades del pueblo.

Zabala indicó que en adelante se trabajará de forma continua generando cambios en el sistema universitario a través de reuniones con los representantes de las diferentes universidades desde su misma estructura y tomando en cuenta a todos.

Problema de fondo y heridos

El secretario general de la FUD, Bernardo López, explicó que “mientras no se resuelva el problema de forma estructural, no se ha abordado el mismo, se ha jugado con cortinas de humo, la dignidad y la máxima autoridad de la UMSS”.

El sector administrativo determinó en una asamblea ayer continuar con las acciones legales por desobediencia al Amparo Constitucional para sentar precedente, repudiaron la actitud de Jarlín Coca para con el Rector y pidieron el respeto entre estudiantes, docentes y administrativos. Indicaron que ingresarán paulatinamente al campus, pero con un notario o la Felcc.

En tanto que la salud del estudiante herido el miércoles, Jhon Copagua, es critica y continúa en coma inducido. El Consejo Universitario refrendó investigar el hecho y destinar recursos para la atención médica y rehabilitación total. El segundo herido, Dante Gutiérrez Laruta, está hospitalizado en terapia intensiva del hospital Viedma con quemaduras y complicaciones respiratorias.

La dirigente universitaria, Marcia Torrico, mantiene su huelga de hambre en el Rectorado para pedir la renuncia del Waldo Jiménez y la devolución de su hija adoptiva.

umss tragedia

Fuente: Los Tiempos

 

Deja un comentario