El fiscal departamental de Oruro, Orlando Riveros, informó que fruto del trabajo del Ministerio Público se dictó sentencia condenatoria de siete años con seis meses de privación de libertad para Eroel Tinoco Rivadineira y Rafael Ochoa Ramírez, acusados por la comisión del delito de Trata y Tráfico de personas.

“Ambas personas peruana eran los responsables de trasladar de forma ilegal a 18 ciudadanos de nacionalidad dominicana desde territorio boliviano hacia a Chile”, informó.

De acuerdo con el proceso investigativo, las 18 personas tenían como punto de partida República Dominicana hacia la ciudad de Cali, Colombia, estuvieron en Ecuador, posteriormente llegaron a Perú y utilizando barcazas en horas de la noche, para evitar el control migratorio, ingresaron a territorio boliviano.

“El Ministerio Público aportó con las pruebas correspondientes y fundamentó la acusación, situación que fue valorada por el Tribunal Tercero de Sentencia de Oruro que dictó sentencia condenatoria en contra de estos dos ciudadanos peruanos (…). El trabajo realizado ha permitido demostrar que hubo un delito y que los ahora sentenciados eran con probabilidad los cabecillas de esta banda dedicada a la trata y tráfico de personas”, agregó Riveros.

ANTECEDENTES DEL HECHO
El 11 de septiembre de 2014, en la terminal de buses, parada a Pisiga, efectivos de Migración encuentran en el interior de un vehículo de la empresa Trans Sabaya a 18 ciudadanos extranjeros. Por la documentación presentada se evidencia que habían ingresado de forma ilegal a territorio boliviano.

Eroel Tinoco Rivadineira y Rafael Ochoa Ramírez, pertenecientes a una banda compuesta por peruanos, bolivianos, colombianos y chilenos, eran los encargados de trasladar a estas personas hasta Chile de forma ilegal y en diferentes transportes.

Ambos, que fungían como guías, les dijeron a sus víctimas que si se encontraban con la Policía no manifestaran que se conocían. Cuando fueron descubiertos, solo se pudo obtener tres declaraciones porque los demás fueron intimidados para no hablar, sin embargo uno de los ciudadanos peruanos era quien tenía todos los pasajes.

Los dominicanos arribaron a Bolivia la 01.00 de la madrugada, cruzaron en Barcazas en grupo de 10 por Desaguadero, llegaron a El Alto y luego pasaron a Oruro.

Fuente: Unidad de Comunicación Fiscalía General del Estado / Prensa

codigo-carcel

Deja un comentario