El dueño del club nocturno Katanas, Marco Cámara, sindicó a su exposa de nombre Sonia y a su hija como responsables del supuesto secuestro del cual fue víctima se produjo en días pasados. El empresario presume que hubo intereses patrimoniales de por medio para que estas mujeres planearan su secuestro.

Cada vez que se comunicaban ellos (los presuntos secuestradores) subían a un cerrito para tener señal en su teléfono seguramente, entonces se comunicaron con una señora Sonia () estoy casi seguro de que es ella. Yo tengo problemas con ella desde hace unos 8, 9 meses, le di para comparar el inmueble hace 19 años, para comprar el Katanas y ella recogía (su esposa) de una de mis cuentas y de un tío, ella recogía 150 mil dólares, afirmó Cámara.

Además relató que le hicieron firmar papeles, documentos de propiedad y cheques que supuestamente beneficiarían a su exesposa e hija.

Trajeron unos papeles, me hicieron firmar. Al principio yo firmaba diferentes, es decir otro tipo de caligrafía y otro tipo de letra, ellos me empezaron a pegar y otra vez me hicieron firmar, me mostraron mi firma y no tuve otra que firmar, dijo.

La Policía investigaba, hasta la anterior semana, el presunto secuestro de Cámara. Ayer, se había encontrado su vehículo  en la zona de Bajo Llojeta. El coche fue remolcado hasta las dependencias de la FELCC. El viernes reapareció en inmediaciones de Viacha, según su abogado, Johnny Castelú.

fuente:http://www.erbol.com.bo

Deja un comentario