La aparición de nuevos casos de zika en el país es inevitable. Por ello, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) apela a la población a combatir al mosquito transmisor del virus, el Aedes aegypti, destruyendo todos los objetos que acumulan agua de lluvia. Roberto Tórrez, gerente de Epidemiología del Sedes, dijo ayer que desde hace varios años se combate al dengue, luego se hizo lo mismo contra el chikunguña y ahora se lo está haciendo contra el zika. Estas tres enfermedades tienen algo en común, son transmitidas por el mismo mosquito. Además sus síntomas son similares.“La solución para frenar estas epidemias está en manos de la población”, recordó Tórrez, indicando que si la gente no cambia de conducta y no mantiene la higiene en los domicilios y en las calles, los mosquitos continuarán proliferando y causando enfermedades.Indicó que en Brasil, Paraguay, Colombia y Centroamérica hay grandes epidemias por zika; sin embargo, en Bolivia todavía no hay transmisión local, pues el caso que se presentó hace unos días fue “importado” de Brasil.Tórrez aconsejó apoyar las campañas de erradicación de criaderos de mosquitos promovidas por la Alcaldía y la Gobernación, para controlar la expansión de estas enfermedades virales.Síntomas parecidosEl dengue, el chikunguña y el zika tienen síntomas similares, por lo que la automedicación es contraproducente y fatal si el paciente confunde las dolencias. La recomendación es que inmediatamente después de sufrir los síntomas se deba acudir al centro de salud más cercano a su domicilio para ser evaluado por un profesional. Asimismo, aconsejó utilizar repelente, colocar mallas milimétricas en las ventanas de las casas, usar mosquiteros, fumigar los ambientes y destruir botellas, tachos y otros recipientes que acumulen agua de lluvia, porque son criaderos de mosquitos. “Es inevitable el ingreso del zika al país, pero podemos aportar evitando que se convierta en epidemia”, dijo

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario