Los orígenes del barrio 26 de Enero, en el distrito 10, se remontan a la década de 1950 con la Reforma Agraria, cuando Juan Peña y su yerno Ángel Quiroz, ambos de Vallegrande, recibieron los predios para cultivarlos, pero que con el avance de la mancha urbana de la ciudad, en 2006 comenzaron a lotearlos entre sus familiares, conocidos y otras personas.En 2006 ya había 60 familias asentadas en la zona que queda pasando el octavo anillo, por la avenida Moscú; de tres sugerencias presentadas por mayoría abrumadora decidieron denominarlo 26 de Enero, en homenaje a la fecha cívica de la provincia Vallegrande, de donde son originarios la mayoría de los vecinos. En dos semanas se iniciará la celebración en las siete calles que conforman el barrio, pero el festejo lo organizan en el restaurante El Tutumazo 2 que queda a pocas cuadras.ProblemasEl principal obstáculo para que se construyan obras en el barrio es que hasta el momento no ha sido reconocido por el Plan Regulador, debido a trámites burocráticos. Las tierras no han sido invadidas por loteadores y los propietarios decidieron urbanizarlo por decisión propia. “Llevo 10 años peregrinando hasta el edificio Córdova II donde me piden un requisito, a la siguiente cita me salen con otra cosa y así se ha pasado el tiempo, creo que falta seriedad a los funcionarios”, dijo Arminda Quiroz, que lleva una década al mando de la junta vecinal. Por esta tardanza es que no han sido constituidas las tres áreas verdes, una situada a orillas de las antiguas pozas de las tejerías vecinas con los barrios La Unión y Los Vallecitos. Agravando las dificultades de acceso, el octavo anillo no ha sido pavimentado y presenta muchos pozos que cuando llueve se acrecientan.“La maquinaria para arreglar las calles la envían pocas veces al año, la semana pasada vino pero al día siguiente llovió y empeoró la vías”, acotó Quiroz.Los vecinos no pierden las esperanzas de que pronto llegue la pavimentación y la ampliación de sus calles.Pocos serviciosLa energía eléctrica es de CRE, el agua es de la Cooperativa de Servicios Públicos Andrés Ibáñez (Cospail), pero no cuentan con alcantarillado por ser considerado un barrio nuevo y con escasa población, pese a contar con 200 familias. Aunque YPFB instaló el año pasado la tubería matriz por el octavo anillo para el gas domiciliario, no hay conexiones con el barrio

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario