Visiblemente cansado, el máximo dirigente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Johnny Llally rompió en llanto en medio de una entrevista este jueves en el programa el “Café de la mañana” de radio Fides. En la conversación, confesó que votó por Evo Morales, porque creía que realmente el Presidente iba a industrializar el país.

“Yo también tengo familia, soy orgulloso de ser pobre, nunca ha servido a nadie, a ningún partido. Soy honesto he trabajado en la mina, tengo carrera sindical desde los 12 años, conozco las necesidades”, señaló Llally después de tratar de contener el llanto sin éxito.

El dirigente encabeza las movilizaciones de los cívicos y miembros de otras organizaciones potosinas que demandan la atención a 26 demandas plasmadas en un pliego petitorio suscrito en noviembre de 2014 con autoridades del gobierno central.

Tras varios encuentros en junio, la dirigencia cívica anunció que el diálogo con los ministros se había agotado y los cívicos determinaron iniciar una marcha rumbo a la sede de gobierno con el objetivo de hacer conocer al presidente Evo Morales el estancamiento en la ejecución de las 26 demandas, sin la intermediación de ninguna otra autoridad.

A la cabeza de Llally recorrieron 400 kilómetros, del cruce de Ventilla hasta llegar a la urbe paceña el 7 de julio, fecha desde la cual protagonizaron una serie de medidas de presión en La Paz, solo interrumpidas en respeto a la llegada del Papa Francisco y a la conmemoración a las fiestas julianas.

Desde entonces el ejecutivo ha cursado 10 invitaciones para hacer efectivo un proceso de diálogo, sin embargo negaron la posibilidad de la presencia del primer mandatario. Por ello los líderes cívicos y la población han calificado esta actitud de “soberbia” por parte de la primera autoridad del Estado.

Este jueves, Llally contó que emitió su voto por el presidente Morales y que entendía que por el origen del mandatario se podrían generar profundos cambios económicosy sociales que beneficien a toda la población. “Lo digo honestamente, he votado por el señor Presidente, he creído en él, cuando uno tiene necesidades, conoce, pero no hubo los cambios. Cuando dijo vamos a industrializar Bolivia, yo creí”.

“El rico no sabe qué es el hambre, pero cuando uno de poco a poco hace, sabe cómo se sufre de hambre, de necesidades. Yo soy chofer, mi hijo en navidad se ha accidentado, lo primero que pensé fue llevarlo al hospital, con mis pocas monedas. Muchos bolivianos sufren así, no hay seguro, no hay salud”, relató el cívico potosino.

Llally se dirigió al presidente Morales, “se han comprado sedes, se ha comprado radios. Eso es malgastar, (Presidente) no beneficie a unos cuantos para estar en el poder. Si a uno le das hospital también a los otros, si a unos les das alimento, también a los otros”.

Finalmente tras 17 días de movilizaciones en La Paz y 18 días de paro cívico en la Villa Imperial, los potosinos aceptaron una invitación para entablar diálogo con los ministros bajo cuatro condiciones: sesiones “por tiempo y materia”, presencia de los medios de comunicación, presencia de su dirigencia y técnicos de la Universidad Tomas Frías, y la rúbrica del Presidente en el acta final.

Sin embargo el Ejecutivo continuó negando la posibilidad de que el primer mandatario suscriba el posible acuerdo al que se podría arribar tras el proceso de diálogo, el que fue frustrado este miércoles a medio día, por la falta de acuerdo en este último punto.

Tras este hecho se vivió en La Paz una jornada marcada por actos de violencia y confrontación entre los movilizados y los efectivos del orden.

Fuente: ANF

i_el-dirigente-civico-johnny-llally-se-quiebra-y-rompe-en-llanto_36596

Deja un comentario