El derrame de ácido fólico que era transportado en un tráiler de La Paz a Santa Cruz movilizó a uniformados de la Policía y de Bomberos de Cochabamba y Quillacollo. Aunque el conductor del vehículo se vio afectado al aspirar el químico, el hecho no pasó a mayores.

El tráiler que transportaba al menos 1.000 litros del ácido se encunetó esta madrugada en el kilómetro 44, altura del retén de Vías Bolivia, donde se verificó el derrame del líquido de uno de los bidones de 50 litros. Tras la denuncia de funcionarios en dicho retén, la Policía llegó hasta el lugar y luego los bomberos.


Este ácido, al ser derramado y al tomar contacto con el oxígeno, con la tierra, ha provocado vapores los cuales han resultado ser bastante fétidos para la ciudadanía y para quienes estaban alrededor, por lo que se ha procedido al sellado de uno de los bidones que aproximadamente tenía unos 50 litros, informó el director de Bomberos, Guillermo Chacón.


Agregó que sólo una parte del contenido sufrió un derrame, por lo que el hecho no pasó a mayores y se permitió que el vehículo siga su ruta hacia Santa Cruz.


 


EXISTE UN PROTOCOLO PARA EL TRASLADO


La Unidad de Bomberos de la Policía explicó que este tipo de químicos, que se transportan en todo el país, llevan una guía mediante la cual el personal calificado puede verificar qué tipo de químicos se están trasladando, si son sólidos, líquidos o gaseosos.

Fuente: Los Tiempos

Fuente: La Prensa

Deja un comentario