El diálogo Gobierno-Comcipo avanza, pero con lentitud por las posiciones contrapuestas. Tres acuerdos fueron alcanzados en la mesa sobre energía, que dio paso a hablar de salud y la admisión del Ejecutivo de que un acuerdo pecó de demagógico.

A las 09.45 fue reinstalada ayer la negociación en el auditorio del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), tras el cuarto intermedio declarado a las 01.50. Poco después se allanó las diferencias sobre la hora de la audiencia para buscar la libertad de cuatro detenidos tras las protestas de la anterior semana, y se empezó con la primera de las seis mesas de trabajo: energía.

Los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; Gobierno, Carlos Romero, y de Obras Públicas, Milton Claros; y la viceministra de Electricidad y Energías Alternativas, Hortensia Jiménez, y el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, participaron de la reunión por parte del Ejecutivo. En el otro frente el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Jhonny Llally, lideró a un grupo de más de 50 personas.

Tres temas estaban en el eje de energía. Sobre el Complejo Hidroeléctrico Río Yura, se acordó formar un equipo técnico interinstitucional para verificar la existencia de un proyecto a diseño final y realizar una valoración técnica, que estará plasmado en un informe para tomar una posición.

Respecto a la planta hidroeléctrica Supay Chaca se pactó realizar mayores estudios en la zona para establecer su viabilidad. El jueves 30 habrá una evaluación a las 09.00 en la sede de Comcipo.

Ambas partes coincidieron en establecer que el proyecto de energía geotérmica en la Laguna Colorada está en ejecución, pero Jiménez aclaró que tomará tiempo.

Tras un acercamiento en el que fueron fijadas las condiciones, el sábado a las 15.04 empezó el diálogo en un ambiente marcado por la tensión y que aún permanece. Dos de las condiciones fueron declarar por tiempo y materia la negociación, y cuarto intermedio ante la presencia de problemas que amenacen el encuentro.

A las 12.30 de ayer concluyó el trabajo sobre el eje de energía y se optó por el primer cuarto intermedio del día porque los medios estatales interrumpieron la transmisión para difundir el acto en el que el presidente Evo Morales, en el municipio de Puna, Potosí, entregó títulos ejecutoriales de propiedad de tierra y semillas.

Tres horas después se retomó el diálogo y empezó a tocarse el eje social, particularmente lo relacionado con salud. Llally, como otros que hicieron uso de la palabra, insistió en empezar el debate sobre el cumplimiento o no del acuerdo firmado en diciembre de 2014 con el entonces ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes.

Desde el Gobierno priorizaron las respuestas en función al pliego de 26 puntos. La ministra de Salud, Ariana Campero, se incorporó a la plenaria y explicó que está para licitación la construcción de un hospital de tercer nivel por $us 48 millones. Añadió, entre otros aspectos, que fueron destinados 211 ítems. Llally, mostrando el documento firmado por Calvimontes, exigió evaluar el cumplimiento del compromiso firmado, que compromete varios proyectos.

Ante ello, Quintana tomó la palabra. El documento, el acta, está expresando una respuesta a los problemas de salud y tengo que admitir que tiene una carga de demagogia del anterior ministro de Salud, reconoció. Llally respondió que es una prueba del incumplimiento de los acuerdos.

Y ahora ¿qué hacemos?, ¿en quién confiamos?, esto demuestra que nosotros no somos responsables si las autoridades son demagogas, si los ministros son demagogos, nosotros no los hemos colocado, expresó el cívico.

Pasado el incómodo momento, fue pactado un principio de acuerdo, entre otros aspectos, sobre la construcción del hospital de tercer nivel San Cristóbal, aunque el acta estaba en redacción.

Un segundo cuarto intermedio fue declarado luego de tocar aspectos en materia de educación.Representantes de los maestros pidieron garantizar el derecho a la huelga ante amenazas de descuentos y fue pedida la presencia de autoridades de Educación.

Y se solicitó un cuarto intermedio hasta las 08.00 de hoy, para reinstalar la negociación, paralela a la audiencia judicial de los cuatro detenidos en las protestas, en un conflicto que cumple 22 días.

Seis mesas para el diálogo

Ejes

Los 26 puntos del pliego se tratan en seis mesas: energía, infraestructura vial, sociales, minería, salud y educación, y medioambiente.

Crítica

El gobernador Juan Carlos Cejas y el alcalde de Potosí Williams Cervantes llegaron al diálogo, pero fueron vetados por los cívicos para intervenir.

Hoy analizan situación de detenidos

El diálogo entre el Gobierno y dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) ingresó a un nuevo cuarto intermedio hasta las 08.00 de hoy. La hora coincide con la fijada por la Justicia para instalar la audiencia judicial destinada a tratar la situación legal de los cuatro detenidos luego de los hechos de violencia del miércoles pasado.

El periodista Juan Carlos Paco Veramendi y los mineros Fabián Choque, Agustín Mendoza y Jorge Kopaico tienen orden de detención preventiva en la cárcel de San Pedro. Los abogados de Comcipo esperan que los detenidos sean liberados en la audiencia de apelación, condición planteada desde el inicio de diálogo con el Ejecutivo, el sábado, para continuar la negociación del pliego de 26 puntos. Ese fue el escollo principal que impidió el sábado el inicio del análisis de los temas. Los cívicos exigían al Gobierno interponer sus buenos oficios y lograr la libertad de los detenidos en el día. La respuesta fue negativa porque debía seguir el curso legal.

El presidente de Comcipo, Jhonny Llally, dirigiéndose a los ministros de Estado, reiteró que debe liberarse a los detenidos para no entorpecer el desarrollo de las mesas de trabajo. Lamentamos todo lo que está pasando, espero que cumplan, porque es una de las condiciones para seguir, agregó.

La AsociaciónNacional de la Prensa (ANP)informó, a través de un comunicado, que dejará en suspenso la presentación de una acción de libertad a favor de Paco, a la espera de los resultados de la audiencia.

Fuente: La Razón

Deja un comentario