<

p class=”rtejustify”>
LA PAZ |

En 2016, el tráfico ilegal de bebidas alcohólicas alcanzó a 102,2 millones de dólares, según el informe elaborado por la consultora internacional Euromonitor. A esta pérdida importante para el Estado se suma la afectación que sufren frente a esta práctica irregular las industrias productoras legales de bebidas.

“Por el contrabando y las fábricas clandestinas, el Estado boliviano deja de percibir importantes ingresos para el erario público, porque son productos que no pagan impuestos, y por el otro lado, hay una industria formal que compite en desventaja. Además, representa un enorme riesgo para la salud pública”, manifestó el gerente institucional de la Cervecería Boliviana Nacional (CBN), Ibo Blazicevic.

El contrabando de bebidas alcohólicas aumentó en 9 por ciento entre 2013 y 2016. Debido a los miles de kilómetros de frontera, Brasil y Argentina son los puntos estratégicos de donde provienen los destilados, los vinos y las cervezas ilegales. El ingreso ilegal se da a través de tres sistemas: camiones, hormiga y camuflaje.

En cuanto a volumen, la cerveza tiene el 45 por ciento del total del mercado ilegal de bebidas alcohólicas, que representa a 48,4 millones de dólares.

El contrabando de cervezas creció en 13 por ciento (29.038 hectolitros) entre 2013 y 2016, con lo que representa el 73 por ciento del contrabando total de bebidas alcohólicas. En 2016, el mercado ilegal representó el 12 por ciento del consumo total de bebidas alcohólicas en el país, con 546.352 hectolitros. El volumen total del mercado ilegal de cervezas en 2016 llegó a 243.283 hectolitros.

“Para los productores locales es muy difícil mantener precios competitivos frente a la competencia desleal que implica esta actividad ilegal. El contrabando representó el 65,1 por ciento de la pérdida fiscal total de bebidas alcohólicas el año pasado”, lamentó.

“El 10 por ciento del alcohol de caña producido en Bolivia se usa para falsificaciones, por lo que urge una política de protección”, acotó Blazicevic. Las bebidas adulteradas tienen contenidos elevados de metanol que se transforman en ácido fórmico, que causa daños a la salud como ceguera e incluso la muerte.

Datos relevantes Las falsificaciones y marcas ilegales aumentaron su presencia en el mercado ilegal en 38 por ciento; pasaron de 41.307 a 56.999 hectolitros. La pérdida fiscal por el contrabando de bebidas alcohólicas es de 66,5 millones de dólares.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario