El Gobierno defendió y ponderó la nueva Ley General de la Coca en el Foro de Diálogo Intrarregional sobre Desarrollo Alternativo, que se inauguró ayer en Santa Cruz. En el mismo participan delegaciones  de 11 países de América Latina y El Caribe.

El evento es parte del programa de Cooperación entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea en Políticas sobre Drogas (Copolad), programa financiado por la Unión Europea, que tiene el objetivo de intercambiar experiencias, identificar las lecciones aprendidas y trabajar conjuntamente sobre nuevos enfoques en el campo del desarrollo alternativo.


El 2017 para nosotros es un año muy importante porque sustituimos la Ley 1008. Alguien puede malinterpretar, (pero) la mayor virtud de la nueva ley es de implementar la política de la concertación como una política importante en la reducción de coca y de poner límites a la producción de esta hoja, dijo el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César  Cocarico, en la inauguración del evento.


Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que la ley de coca es un avance significativo que reconoce una realidad boliviana y también una responsabilidad internacional de lucha antidroga.


En tanto, el embajador  de la Unión Europea en Bolivia, León de la Torre, ponderó el modelo boliviano de lucha antidroga que se basa en la prevención de conflictos, que es un factor clave en esta lucha, explicó.


 


ONCE PAÍSES COMPARTEN EXPERIENCIAS


Participan delegaciones de Bolivia, Colombia,  Guatemala, Ecuador, Jamaica, México, Paraguay, Perú, Surinam, Trinidad y Tobago, además de representantes de la UE, la Unodc y el PNUD.

El foro es liderado por Bolivia a través de la Secretaría de Coordinación del Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas (SC-Conaltid), el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras y el Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin), apoyados por la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ).

Fuente: La Prensa

Deja un comentario