David Platt celebra a los 119′ contra Bélgica en 1990
El gol transformó la carrera del mediocampista
Inglaterra y Bélgica volverán a enfrentarse en Rusia 2018

El Sorteo Final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 de la semana pasada deparó la reedición de un puñado de emparejamientos mundialista que han hecho historia, y entre los más apasionantes destaca el Inglaterra-Bélgica.

Se han visto las caras solo en dos ocasiones en las fases finales del Mundial, pero estos dos rivales europeos han dado espectáculo y emoción en cada una de ellas. Un apasionante empate a 4-4 en 1954 sentó la pauta y, si bien su encuentro en octavos de final en Italia 1990 no arrojó la misma cantidad de goles, resultó igual de apasionante y agónico.

A David Platt, el encuentro terminó por cambiarle la vida y definir su carrera. El entonces mediocampista del Aston Villa era el integrante más joven de la selección de Inglaterra y llegó a aquel partido, al igual que a los tres anteriores, como suplente.

En el choque contra Bélgica, Platt vio 71 minutos de juego desde el banquillo, durante los cuales Inglaterra fue a remolque de una imperiosa selección belga inspirada por Enzo Scifo.

Tras saltar al campo, también a Platt le costó meterse en el partido. Cuando el reloj marcaba el minuto 119 y con el marcador a cero, el encuentro parecía abocado a la tanda de penales. Pero entonces, en los últimos segundos, a Inglaterra le pitaron un tiro libre a favor desde 40 metros.

Paul Gascoigne decidió chutar directamente a gol, pero el seleccionador Bobby Robson, a voz en grito desde la banda, exigió un centro, y acertó. Gascoigne colgó el balón al área por encima de la defensa y brindó al suplente su momento de gloria.

“Yo iba girando el cuerpo cuando el balón me cayó por encima del hombro y traté de sacar algo de la jugada”, recordaba Platt. “No tuve que imprimir potencia al remate, bastó con un gesto técnico”.

El después
El giro y la volea al primer toque con la que batió a un vendido Michel Preud’homme, reportó a Platt fama y un puesto en el once inicial durante los tres últimos partidos del Inglaterra en Italia 1990.

Volvería a ver puerta en el 3-2 de la victoria en cuartos de final sobre Camerún, y de nuevo contra los anfitriones en el partido por el tercer puesto. Como resultado, el mediocampista inició una prolongada carrera en Italia, con estancias en Bari, Juventus y Sampdoria en una Serie A tachonada de estrellas.

“Puede que hubiera terminado jugando en Italia de todas maneras, pero, para ser realistas, estoy seguro de que el gol contra Bélgica fue el catalizador”, admitió. “Los clubes italianos buscaban nombres internacionales y, antes de aquel gol, se me conocía solamente por ser jugador del Aston Villa de toda la vida”.

Platt disfrutó de una carrera excelente, en la que ganó trofeos nacionales y europeos en Italia antes de regresar a Inglaterra y ayudar al Arsenal a conquistar el doblete de liga y copa. Muchos, sin embargo, todavía lo recuerdan por aquella volea contra Bélgica y por la celebración que plasma esta fotografía.

“Todo fue pura intuición”, recordaría después. “La forma en la que enganché y rematé el balón, y la manera en la que me hinqué de rodillas después. Fue uno de esos momentos raros y perfectos que te da la vida”.

Fuente: FIFA

Deja un comentario