AFP  / Ciudad del Vaticano

El papa Francisco pidió ayer “planes a mediano y largo plazo” para hacer frente al drama de las migraciones que azota al mundo, tanto en Europa como en América, sin que se pierdan los propios valores por el miedo al otro y la amenaza del terrorismo.

Frente a los embajadores y representantes de los 180 países acreditados ante la Santa Sede, reunidos en el Vaticano, el Papa, hijo de inmigrantes argentinos, dedicó buena parte de su discurso anual a tema de la migración, un fenómeno “consistente e imponente”, dijo.

En su discurso, el Papa mencionó la inédita oleada migratoria que afecta a Europa y se refirió también a la situación “dramática” que se vive en la frontera entre EEUU y México, donde tiene programado realizar una visita en febrero próximo, en particular a Ciudad Juárez.

“Ante la magnitud de los flujos y sus inevitables problemas asociados han surgido muchos interrogantes acerca de las posibilidades reales de acogida y adaptación de las personas  sobre el cambio en la estructura cultural y social de los países de acogida, así como sobre un nuevo diseño de algunos equilibrios geopolíticos regionales”.

“Son igualmente relevantes los temores sobre la seguridad, exasperados sobremanera por la amenaza desbordante del terrorismo internacional. La actual ola migratoria parece minar la base”, dijo.

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario