Marco Mejía / La Paz

Ruben Insua no es creyente de las cábalas; sin embargo, durante mucho tiempo lució una camisa color ladrillo cuando dirigió al Barcelona Sporting Club  en su primer ciclo al frente del Deportivo Quito. En ambos elencos fue campeón del fútbol ecuatoriano y parecía que esa prenda tenía ese imán.

“No, realmente no tengo cábalas, la uso porque me gusta”, se encargó de desmentir esa su afición por los amuletos.

Pero, los hechos aún demuestran lo contrario. Por ejemplo, desde que dirigió por primera vez en el Barcelona, el ahora entrenador de Bolívar siempre ha lucido la cabellera larga, tipo melena. Así la exhibió cuando era jugador y todavía mantiene su look.

Aunque el entrenador argentino siempre ha manifestado que la única cábala en la que cree es “en el esfuerzo, el trabajo a doble jornada, la entrega, la responsabilidad de club…”, también se lo ha visto con otros aditamentos físicos.

En Quito y en Guayaquil, bajo frío o calor, siempre ha usado un gorrito con el logo del equipo que defiende. En la Academia esta primera semana se le vio utilizar un gorro celeste a tono con el club que dirige en la actualidad.

La prensa ecuatoriana cuenta que es de aquellos entrenadores que trota media hora antes de que lleguen sus dirigidos, aún no se le ha visto esa faceta en Tembladerani durante esta primera semana de trabajo que tuvo al frente del conjunto bolivarista. También porta una pulsera de la que es inseparable en su muñeca izquierda.

Por último, hasta a su asistente técnico lo lleva a todo lado, Roberto Oste, con quien ha contado en todo equipo al que ha dirigido, y lo acompaña actualmente en el cuerpo técnico celeste.

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario