Bolivia tiene tantos argumentos para defender su posición en el diferendo con Chile sobre el desvío del río Lauca y de los manantiales del Silala, pero por ahora me reservo hablar de ambos temas porque está en curso la demanda marítima, dijo el presidente Evo Morales.

Por ahora estamos con el tema del mar. Yo todavía me reservo a no hablar del (río) Lauca o del Silala; igual, como en el tema del mar, tenemos tantos argumentos, incluso con respaldo de normas internacionales, (pero) por ahora estamos con el tema del mar, explicó en una conferencia de prensa en Santa Cruz.

Chile desvió unilateralmente las aguas del río Lauca en 1962, lo que provocó el rompimiento de relaciones diplomáticas. También encauzó de forma artificial hacia su territorio el agua de los manantiales del Silala, ubicados en el cantón Quetena Chico, en Potosí.

Ambos temas, junto a la demanda marítima que radica en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), hacen parte de las diferencias bilaterales. Morales recordó que se exige en el tribunal internacional que Chile cumpla con sus compromisos hechos a lo largo de la historia, de negociar una salida soberana al Pacífico.

Bolivia perdió su salida al mar tras la invasión chilena y posterior Guerra del Pacífico. El Jefe del Estado recordó que el 10 de enero de 1920 ambos países firmaron un acta en la que Santiago expresó el objetivo de llegar a un acuerdo con el que Bolivia podría satisfacer su aspiración de obtener su propio acceso al Pacífico, independientemente de la situación final creada por la disposición del Tratado de Paz y Amistad del 20 de octubre de 1904.

Han habido tantos ofrecimientos de Chile para darnos una salida y algunos textualmente dicen con soberanía, insistió.

fuente:http://www.la-razon.com

Deja un comentario