El gran científico e inventor balcánico Nikola Tesla soñaba con un mundo en que la energía fuera libre y gratuita, y la empresa Tesla Motors, liderada por Elon Musk, tiene la intención de cumplirlo: ha desarrollado una batería para el hogar que entraría en producción en los próximos 6 meses, y destronaría a las grandes compañías eléctricas junto a su abusivo control de gasto energético. Tesla Motors propone una nueva (y tal vez más justa) manera distribuir y utilizar la energía, mediante baterías que pueden almacenar el sobrante energético para ser utilizado posteriormente en los hogares, reduciendo radicalmente el consumo directo de la red eléctrica. El ingenio es similar al utilizado por el Toyota Mirai, que posee una batería que funciona con Hidrógeno y puede extraerse y utilizarse posteriormente en casa, supliendo las necesidades eléctricas de un hogar mediano durante aproximadamente una semana. Si bien no se trata de una revolución energética (ya que no cambio el panorama general de su producción) es innegable que, de poder implementarse, generaría un acceso a la energía más libre y económica para más personas. Queda saber, entonces, cuántas chances de implementación práctica tendrá en los distintos mercados, según sus leyes.

 

FUENTE: Gizmodo

Imagen: Shutterstock

Deja un comentario