El terremoto de 7,3 grados en la escala Richter registrado anoche en la frontera entre Irán e Irak causó al menos siete muertes y 201 heridos en este país, informó este lunes el Gobierno de la región autónoma del Kurdistán (norte).

Cuatro de los fallecidos se registraron en la localidad de Darbandiján, cerca de la frontera iraní, otros dos en Karamian y uno, en Suleimaniya, según informó el ministerio regional de Salud en un comunicado.

El departamento también afirmó que 201 personas fueron hospitalizadas con heridas de diversa gravedad y otras 120 fueron atendidas por ataques de pánico.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el seísmo se produjo a las 21.18 hora local del domingo (18.18 GMT) a unos 31 kilómetros al sur de la ciudad iraquí de Halabya, en territorio iraní.

El Centro Sismológico de Irán, dependiente de la Universidad de Teherán, informó de que el epicentro tuvo lugar en la localidad de Azgale a una profundidad de 11 kilómetros. (13/11/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario