Ocho candidatos aspiran a la presidencia de Chile en las elecciones que se celebrarán el próximo domingo, con la probabilidad de que haya que celebrar una segunda vuelta el 17 de diciembre para dirimir el resultado de unos comicios en los que también se renueva la Cámara de Diputados y parte del Congreso.

Cuando faltan apenas cinco días para que finalice la campaña, la mayoría de las encuestas ponen de manifiesto que el ganador será el empresario Sebastián Piñera, quien presidió el país entre 2010 y 2014.

El sondeo difundido recientemente por el Centro de Estudios Públicos (CEP), uno de los más fiables, atribuye a Sebastián Piñera (Chile Vamos, derecha) un 44,4 %, seguido de Alejandro Guillier (Fuerza de Mayoría, centro izquierda) con un 19,7 %, y Beatriz Sánchez (Frente Amplio, izquierda) con un 8,5 %.

Sin embargo, la mayoría de las encuestas no aclaran si será necesaria una segunda vuelta para elegir al triunfador de las elecciones en un eventual cara a cara con el senador independiente Alejandro Guillier, abanderado de la coalición progresista Fuerza de Mayoría, nombre adoptado por el oficialismo tras la salida de la Democracia Cristiana.

Estos comicios, para los que se prevé una alta abstención derivada del hecho de que la inscripción es automática pero la votación no es obligatoria, se celebran bajo unas nuevas reglas que añaden un plus de incertidumbre sobre los resultados.

El cambio de marco legal afecta desde la financiación de las campañas electorales hasta la asignación de escaños, pasando por la composición de las candidaturas, en las que debe figurar al menos un 40 % de mujeres.

En las últimas semanas, la candidatura de la periodista Beatriz Sánchez, que en algún momento llegó a disputar el segundo lugar a Guillier, ha ido perdiendo apoyo entre los potenciales votantes, a decir de los sondeos.

De confirmarse estos pronósticos, la aspirante del izquierdista Frente Amplio, una coalición integrada por formaciones de izquierda, podría ser esencial a la hora de conformar un bloque que respalde al representante del mundo progresista que pase a una eventual segunda vuelta.

“Si queremos ser competitivos, yo soy la mejor opción para la segunda vuelta”, dijo este lunes Beatriz Sánchez, quien comparó la candidatura presidencial de Guillier con la del candidato de la Concertación en 2009, el expresidente democristiano Eduardo Frei, quien fue derrotado por Sebastián Piñera.

Y es aquí donde surgen los problemas para los sectores de centro izquierda, porque no está claro que la candidata de la Democracia Cristiana, la senadora Carolina Goic, ni el líder del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami estén dispuestos a respaldar a otro postulante de izquierda o centro izquierda.

Y en el caso hipotético de que así fuera, tampoco lo está que sus electores vayan a secundar en masa las indicaciones que les den.

En medio de esta incertidumbre, el expresidente Ricardo Lagos -una de las opiniones políticas más respetadas en Chile, aunque no lograra el apoyo suficiente para su postulación presidencial a estos comicios- se refirió en entrevista al disgregado panorama en su sector.

Tras hacer un llamamiento a la participación este domingo, Lagos comentó este domingo que no le “correspondía” señalar a cual de los candidatos oficialistas -Goic y Alejandro Guillier- iba a respaldar.

Pero envió un mensaje a los electores progresistas al recordarles qué elementos deben tener en cuenta a la hora de votar.

“Lo que tienen que hacer es ver qué programa creen que les interpreta mejor, cuál es la capacidad de llevarlo a cabo y cuáles son los equipos que hay”, dijo el expresidente (2000-2006).

Por segunda vez en lo que va de campaña, la aspirante presidencial de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, quiso ver en las palabras del expresidente Lagos un apoyo implícito a su candidatura y destacó la importancia de la ética al señalar que ella ha considerado las “propuestas programáticas” del expresidente a la hora de elaborar su propuesta de gobierno.

Conscientes de que tanto un hipotético vuelco electoral como la confirmación de los actuales pronósticos depende, en buen medida, de cuantos vayan a votar, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, reiteró hoy su llamamiento a participar en los comicios presidencial y parlamentarias programadas para el día 19.

Y ello, porque la encuesta CEP proyecta un 44 % de participación en las próximas elecciones, lo que se traduce entre un 42 % y un 49 % de votantes, es decir, entre 6 y 6,8 millones de chilenos, menos de la mitad de los cerca de 17 millones de habitantes que tiene el país. (13/11/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario