En la primera semana del Dakar 2016, Wálter Nosiglia ya cumplió con su objetivo inicial para esta edición: entrar entre los 10 mejores de la categoría cuadriciclos, aunque deberá refrendarlo y no caerse. Y en la segunda, que comenzará hoy con la etapa Salta-Belén, se la jugará el todo por el todo para hacer podio por segunda vez consecutiva.

Estoy contentísimo. A mí me sirve ser décimo, noveno, octavo. Encima del décimo estoy súper feliz y así vamos a ir avanzando.

El mejor boliviano en la carrera está sexto en la clasificación general. Los tiene a su alcance a cuatro minutos y pico al quinto y al cuarto, el peruano Alexis Hernández y el argentino Jeremías González, respectivamente. Pero pasarlos a ellos no será suficiente: mínimo necesita ser tercero para entrar al podio y por ahora está algo alejado de ese sitial, a unos 23 minutos del ruso Sergei Karyakin.

Los argentinos Patronelli, Alejandro y Marcos, van primero y segundo. Nosiglia está a 31 minutos del líder.

Pero así como es el Dakar todo puede pasar. El boliviano, a la vez de intentar recortar la diferencia, también tiene que cuidarse para no retrasarse. Porque los errores se pagan caro.

Me siento cada día mejor, no hemos dejado de mejorar en todos los días que hemos estado en el Dakar. Hubo algunas penalizaciones que nos han atrasado mucho, pero por lo demás todo bien.

Admitió que los cinco minutos agregados a su tiempo real justamente por penalizaciones fueron errores suyos: Fue mi culpa, menos el de la quinta etapa, ya que se me rompió el Iritrack, el GPS, eso me complicó la navegación y me perdí justo al llegar (a la meta de la quinta etapa). Son cosas que pasan.

Esta semana, sobre todo entre la octava y la undécima etapas, será crucial. En sus cálculos está avanzar como para agarrar uno de los tres lugares de la cabeza.

Sí, todo está planificado, ir de menos a más y lo más tranquilo posible. Tratar de no romper el cuadriciclo y no tener accidentes.

Ayer, Nosiglia se dedicó a descansar en el único día con motores apagados. Sus mecánicos hicieron ajustes a la máquina para dejarla bien para seguir.

El sábado, en la salida de Bolivia de regreso a Argentina, cumplió su mejor etapa, fue tercero. A partir de Salta (desde hoy), considero que vamos a empezar un Dakar muy complicado y ahí creo que se va a definir todo.

Salvatierra dice que vienen días más duros

Marcelo Avendaño

Juan Carlos Salvatierra va a toda velocidad. Foto. Miguel Carrasco

La posición 33 no está mal para Juan Carlos Salvatierra, el mejor boliviano en motos. Fue al Dakar por La Revancha como él tituló esta su participación después de abandonar el año pasado por un accidente. Y no solo aspira a terminar la carrera, en su sexta participación, sino tratar de hacerlo entre los primeros 15.

Para ello, como Wálter Nosiglia, Salvatierra considera que esta última semana de la carrera definirá todo, porque tras la primera nada ha quedado claro.

Quedan todavía varios días de carrera y creo que serán los más duros y es ahí donde se van a dar los resultados finales.

Con la etapa de hoy empezará otro tipo de prueba, en la que los pilotos, aparte de su capacidad de manejo, deberán mostrar sus condiciones de navegación.

Las primeras etapas fueron al estilo del rally mundial, con mucha velocidad. Ahora será un poco más la navegación, buscando los caminos.

Su tiempo en la clasificación general es de 24 horas, 42 minutos y 33 segundos. Moverse del trigésimo tercer puesto va a depender de cómo acelere y también qué pase con los que están más adelante. Está a una hora, 50 minutos y tres segundos del líder, el portugués Paulo Gonçalves.

Salvatierra se siente preparado para afrontar lo que viene: Ya empiezan otras cosas, no solamente la velocidad, hay que saber administrar la navegación, las motos, las llantas y muchos otros factores. Estamos bien.

Lo único que no se le pasa por la cabeza es abandonar de nuevo. Su aspiración, como la de todos, es cruzar la meta final.

fuente:http://www.la-razon.com

Deja un comentario