La Unidad de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria del Servicio Departamental de Salud (Sedes) realiza controles mensuales a las empresas salineras para verificar la yodación adecuada en sus productos, pese a ello aún existen empresas productoras de sal que ponen al mercado productos con baja cantidad de yodo.

“Hacemos dos visitas a cada empresa, la toma de la muestra hacemos dos veces al mes para verificar la correcta yodación de este producto, sin embargo, informar, pese a las dos visitas por mes, no es suficiente porque vemos que aún está en el mercado sal con baja yodación, según reportes que tenemos”, informó la responsable de la Unidad de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria del Sedes, Janeth Mamani.

Según el último reporte del Sedes, de las dos inspecciones realizadas en la primera y última semana del mes de mayo, de 22 empresas registradas en Oruro, cuatro fueron observadas por baja yodación, uno de éstas, de nombre Santiago, fue clausurada por 10 días, del 2 al 12 de junio, por incurrir por tercera vez consecutiva en la baja disposición del yodo en el producto.

Debido a que en Oruro se encuentra la mayor cantidad de empresas salineras, el Sedes realiza la toma de muestras A y B, esto significa que el control es antes de ser envasado, en cambio en otros departamentos los controles son con muestras C, quiere decir del producto que está expuesto para la venta en mercados y tiendas.

Otro aspecto que observa la responsable de la Unidad de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria del Sedes es la infraestructura donde se elabora el producto, pues en algunos casos incluso son deplorables.

“Se está exigiendo mayor énfasis en infraestructura… lamentablemente ya son años de servicio, (pero) algunas (infraestructuras) son deplorables, la mayoría estaban en refacción, poco a poco están poniendo en refacción, tanto los techos como las paredes, pues la sal hace desgaste de las paredes”, dijo Mamani.

COCHABAMBA

De las 22 marcas de sal que son expendidas en Cochabamba, al menos 17 son orureñas, según el reporte de control de alimentos realizado en mayo, las únicas cinco empresas que incumplen la yodación requerida, son producidas en Oruro.

“Los resultados de Cochabamba generalmente llegaban con resultados arriba de siete empresas con baja yodación, este último mes de mayo ha mejorado, pues son cinco empresas que han resultado yodaciones bajas”, aseveró Janneth Mamani.

La normativa nacional establece que la sal de consumo humano debe contener entre 40 a 80 miligramos de yodo por kilogramo de sal.

Fuente: lapatriaenlinea.com

Deja un comentario