<

p class=”rtejustify”>
Con grúas y un vehículo de 30 metros de largo, removieron el monumento de Juana Azurduy, por el cual el gobierno de Evo Morales pagó un millón de dólares y entregó a Argentina durante la gestión de la entonces presidenta Cristina Fernández en 2015.

Según el informe del diario el Clarín, al menos 20 trabajadores realizaron la tarea de enganchar el monumento a dos grúas, que lo pusieron sobre un vehículo que llevó la escultura a las inmediaciones del Centro Cultural Kirchner, donde se quedará definitivamente.

“El proceso tuvo como primer paso enganchar los cuatro vértices de la base cuadrada del monumento a dos grúas que lo colocaron encima de un carretón de 30 metros de largo, el más grande que hay en el mercado (argentino), relata el Clarín.

Para trasladar la obra de arte tuvieron que cerrar tres carriles de la avenida La Rábida. 

El traslado de la pieza, que se estima pesa 25 toneladas, tomó varias horas de trabajo.

Según la agencia de noticias Télam, el autor de la obra se mostró satisfecho por el traslado. 

“Estoy contento con la mudanza porque en el nuevo lugar pasa más gente, se hace más democrático el acceso a la escultura”, sostuvo Andrés Zerneri. 

Y agregó: “La misión en términos de comunicación va a quedar intacta, es un homenaje a una mujer que fue tan poderosa como San Martín o Bolívar”.

El monumento que estaba emplazado detrás de la Casa Rosada, fue inaugurado en julio de 2015 por el presidente Evo Morales como regalo para celebrar el “Día de la Confraternidad Argentino-Boliviana”.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario